Pasar al contenido principal

Porsche 911 Carrera T: barato y para puristas. ¡Tomad todo nuestro dinero!

Un sueño hecho realidad.

Lo bueno de marcas como Porsche es que saben leer muy bien el mercado y saben ofrecer lo que se demanda en cada situación. Viendo el brutal éxito del Porsche 911 R, la versión más ‘pasional y petrolhead’ del Porsche 911, la marca tuvo conciencia del interés que generaba un coche de sensaciones, para disfrutar. ¿Es posible llevar eso a un nuevo nivel? ¿Un Porsche 911 para puristas y barato? Sí, es posible y la marca ya nos lo ha desvelado. Se llama Porsche 911 Carrera T y es nuestro nuevo objeto de deseo.

Manual con un ratio más corto, tracción trasera, diferencial autoblocante mecánico, menos peso y 370 CV. Para que nos entendamos, estamos ante un Porsche 911 GT3 para pobres, especialmente con la presentación del Porsche 911 GT3 Touring Package que ha hecho llorar a los compradores del 911 R. En definitiva, esta es la brillante respuesta que Porsche ha dado a una necesidad, una necesidad de diversión, de conducción pura y al alcance de muchos más afortunados. Ahora se podrá ver muy bien quién quiere un Porsche 911 para disfrutar de una conducción a la vieja usanza o quien lo quiere para ir a tomar una copa los sábados por la noche.

 

Estos son los 5 Porsche más deseados por los aficionados

 

¿Qué ofrece el Porsche 911 Carrera T? Todavía hay más aparte de lo anteriormente descrito. Por si te lo habías preguntado: la T viene de Touring y está basado en el Carrera ‘básico’ pero con muchas chucherías que en el Carrera normal no vienen ni en opción. Estoy hablando del chasis deportivo PASM, de la rebaja de la suspensión en 20mm, de una versión optimizada del Sport Chrono Package o de unos asientos deportivos con regulación eléctrica que miran también al pasado con su tapicería de ‘Sport-Tex’ que imita un poco esa tela de tartán de aquellos primeros ‘nueveonce’.

El objetivo era conseguir un deportivo divertido, ágil, ligero. Pese al equipamiento extra, el Porsche 911 Carrera T es 20 kg más ligero que el Carrera ‘pelado’. ¿Cómo lo han conseguido? Pues quitando todo lo innecesario para conducir: adiós al sistema PCM de navegación y entretenimiento, adiós a las plazas traseras o al aislante acústico. También se ha optado por un cristal más fino y ligero y un recubrimiento de las puertas mucho más, digámosle sobrio. El peso se ha quedado en 1.425 kg, una cifra realmente interesante para un deportivo moderno.

Estéticamente también se ha querido dar un toque especial, con detalles únicos como un nuevo labio frontal, una raya negra en el lateral o los retrovisores deportivos terminados en color Gris Agata metálico. Las llantas ‘Carrera’ en 20 pulgadas también se han pintado en color gris oscuro, mientras que la trasera destaca por el sistema de escape deportivo, que viene de serie, con las salidas pintadas en color negro, así como el emblema del modelo pintado en color gris ágata. Su estilo inconformista y desenfadado, divertido, queda patente también en la gama de colores disponible, ya que todos tienen un toque racing y algo cantoso: amarillo, rojo, naranja, blanco o el especular color azul pitufo bautizado en la marca como ‘Miami Blue’. 

 

 

Para el interior se pueden elegir tres colores de contraste: amarillo, rojo o plata. Estos colores se utilizan para dar un toque de color en elementos como el tirador de las puertas o los detalles del asientos. Otra de las particularidades de esta versión radical para ‘pobres’ es la posibilidad de equipar al coche con la misma opción de asientos que un Porsche 911 GT2 RS: los deportivos de serie y los dos backets en opción, incluyendo el más moderno y fabricado en fibra de carbono (este último de 'low cost' tiene poco). El volante deportivo también viene de serie, aunque si lo quieres tapizado en alcántara tendrás que pagar. ¡Ya puestos!

Pero donde el Porsche 911 Carrera T será protagonista será en su comportamiento dinámico. Además de lo ya comentado, no puedo terminar este artículo sin hablarte de los 370 CV y 450 Nm de par desde solamente las 1.750 vueltas que genera su motor de seis cilindros bóxer. La relación peso/potencia se ha mejorado hasta los 3,85 kg por CV. Gracias a todo ello, el Carrera T es una décima más rápido que el Carrera ‘normal’ en el cero a cien, con un tiempo de 4,5 segundos. Para los que busquen prestaciones por encima del romanticismo, podrán equipar su Carrera T con transmisión automática PDK de doble embrague: la tecnología es capaz de mejorar el mejor registro humano en tres décimas, fijando una aceleración en apenas 4,2 segundos. Ambas versiones superan los 290 km/h de velocidad máxima.

Porsche es una de las marcas con más éxito del mundo por saber escuchar a su gente. Cuando el 911 estaba casi agotado sacaron el Boxster entre alaridos de enfado por los más escépticos y conservadores. Fue un éxito. Cuando la moda SUV sacó cabeza, sacaron el Porsche Cayenne, verdadero salvavidas de la marca. Hoy vuelven a escuchar a un mercado que quiere coches pasionales, divertidos y enfocados a una conducción estimulante. El Porsche Carrera T es el resultado de una demanda y no tengo dudas que será un gran éxito para la marca. ¿Su precio en España? 124.259 euros (249 euros menos si se opta por el cambio automático), unos 15.000 euros más caro que un Carrera pero hay que tener en cuenta la gran cantidad de equipamiento extra que monta. ¡Me parece un gran precio! Señoras, señores, ¡ya podemos empezar a ahorrar!

Lecturas recomendadas