Pasar al contenido principal

El Volkswagen Golf GTI sigue escribiendo su historia 47 años después

Anton Konrad, Golf GTI
Anton Konrad, uno de los padres del Volkswagen Golf GTI.

Löwenberg y Konrad fueron los padres de este proyecto en 1975

Refleja la R.A.E en la primera acepción de "romanticismo" que es: un movimiento cultural que se desarrolla en Europa desde fines del siglo XVIII y durante la primera mitad del XIX y que, en oposición al Neoclasicismo, exalta la libertad creativa, la fantasía y los sentimientos. Eso mismo, la libertad creativa, llevó a Alfons Löwenberg y Anton Konrad a crear el Volkswagen Golf GTI.

Nos remontamos al año 1974 cuando a un joven ingeniero y el director de Relaciones Públicas de Volkswagen se les encendió la bombilla creativa, a la par que romántica: fantasearon con fabricar una versión deportiva y divertida del Golf (que apareció ese mismo año). Y parece que mal no les salió...Löwenberg y Konrad lo bordaron.

Todo arrancó con la base del Volkswagen Golf. Le instalaron el motor de 1.6 litros con dos carburadores Weber derivado del Volkswagen Scirocco y le montaron una suspensión más firme derivada de los coches de rally. Eso no había quien lo condujera y parecía que todo el esfuerzo caería en saco roto. 

Pero a base de prueba y error y de persistir y resistir persuadieron a otros trabajadores de la marca con los que trabajaron de una manera furtiva. Formaron un grupo de trabajo llamado Sport Golf Team. 

Löwenberg y Konrad no podían hacerlo solos y  se unieron a otros cuatro hombres fundamentales en este proyecto: Hermann Habitzel, desarrollador del proyecto Golf, Jürgen Adler, ingeniero de interiores, Herbert Schuster, jefe de probadores y Horst-Dieter Schwittlinsky, de marketing.

Desde la clandestinidad de un garaje fueron aprovechando piezas de otros coches con tres objetivos claros: que tuviera una correcta conducción, que fuera cómodo y económico. Adaptaron elementos como la dirección del Scirocco, el motor de 1.6 litros del Audi 80 GT y los asientos de Recaro. A finales de 1974, el proyecto Sport Golf ya sonaba en la factoría de Wolfsburg.

Un año después y tras muchas horas de trabajo  surgieron dos incógnitas a resolver: cómo lo iban a modificar estéticamente y cómo lo iban a llamar. Para el Salón de Frankfurt de 1975, el equipo de la marca había aprobado la presentación del coche. 

¿Te interesa? No te pierdas el vueltón en Nürburgring de este Volkswagen Golf GTI Clubsport S

Finamente el Volkswagen Golf GTI fue presentado con un motor de 1.588 cc con inyección electrónica Bosch K-Jetronic que generaba 110 CV a 6.100 vueltas. Con un peso de 810 kg, el ‘Sport Golf’ era capaz de acelerar de cero a cien en nueve segundos. El éxito fue inmediato.

Nadie iba a torcer los renglones marcados por Alfons Löwenberg y Anton Konrad. Su idea se plasmó a la perfección. En una época de crisis como la que se vivió en 1975, estaban convencidos que había hueco en el mercado para un coche económico, sencillo, pero con un toque deportivo. 

Volkswagen Golf GTI Clubsport
Volkswagen Golf GTI Clubsport MK.8
Rodrigo García Vita
-

Banzai Motorsport

La cabezonería de estos dos personajes y la colaboración de las otra cuatro personas del equipo hizo que naciera uno de los mejores proyectos de la historia. No lo decimos nosotros, lo dicen sus ventas y que la historia continúa 47 años después. 

 

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además

Buscador de coches