Pasar al contenido principal

Rolls-Royce no hará coches eléctricos mientras pueda

A su rollo...

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Rolls-Royce futuro

La llegada del nuevo Rolls-Royce Cullinan no ha hecho sino reafirmar el concepto de la marca: ande o no ande, grande y caro y que podemos seguir esperando porque no habrá Rolls-Royce eléctrico, al menos, en un futuro próximo. Pues cuando otros fabricantes ya miran a los enchufes como futuras fuentes de alimentación de sus coches nuevos, Torsten Muller-Otvos CEO de Rolls-Royce sale con unas declaraciones que van contra marea.

El máximo responsable de Rolls-Royce ha declarado al periódico Financial Times que ellos seguirán fabricando, construyendo y vendiendo sus coches con motores V12 de gasolina hasta que puedan, o al revés, que dejarán de hacerlo cuando las leyes se lo prohíban.

Mientras, nos despedimos del Rolls-Royce Phantom

Tras las recientes polémicas sobre las posibles normativas que acaben asfixiando la fabricación de vehículos que necesiten de motores de combustión, ya sea total o incluso a los coches híbridos, Rolls-Royce no necesitará mirar muy lejos ya que Gran Bretaña se plantea prohibir incluso los híbridos en 2040. Algo que parece no importarles en exceso.

No habrá Rolls-Royce eléctrico, de momento

Desde este planteamiento hipotético, parece ser la referencia a lo que Muller-Otvos comenta ya que, por otro lado, ha afirmado que no ve un Rolls-Royce eléctrico hasta, al menos, 2040. Ahí es nada y no porque necesiten 22 años para desarrollarlo sino porque, como quijotes en su propia tierra, podrán ser de los últimos en defender su cruzada los coches con motores térmicos cuando todos los fabricantes ya casi se hayan olvidado de los hidrocarburos.

Y depende y mucho la salud de este constructor de coches tan caros como exagerados ya que, las reservas mundiales de petróleo empiezan a moverse y ya no son los países de Oriente de la OPEP los que abren o cierran el grifo de los campos petrolíferos. Aunque siguen nadando en la abundancia generada por el oro líquido, hasta ellos saben que este suministro no es eterno y ven en el turismo su alternativa.

Si se pone cerco el petróleo, si los países productores de petróleo tradicionales pierden poder adquisitivo y sus mayores clientes se encuentran en estos lugares, el enfoque ha de cambiar, pero no de momento. Mientras otros países como China o Rusia tomen fuerza y las grandes fortunas privadas permitan gastos en derroches como con ejemplos como la compra del nuevo SUV, el Rolls-Royce Cullinan, su producción se mantendrá tal cual y no buscarán una alternativa en el coche eléctrico.

Tienes la información sobre los modelos de Rolls-Royce en nuestra sección de fichas.

Lecturas recomendadas