Pasar al contenido principal

Rolls-Royce Cullinan: ¡un diamante gigantesco para conquistar el mundo!

¡Jeques del mundo! La espera ha llegado a su fin...

Actualizado
SUV de lujo grande tamaño rojo gris todoterreno cuero

La espera ha llegado a su fin: ¡el nuevo Rolls-Royce Cullinan ya está aquí! Sí, jeques, raperos y oligarcas rusos, ya tenéis nuevo amor entre los coches nuevos. Todos los que buscan un SUV para intimidar por tamaño (clientes potenciales de un Mercedes-AMG G63 6x6) están de enhorabuena: el SUV de Rolls-Royce es grande, enorme, gigantesco. Pero además es lujoso hasta el extremo y con todo el sabor estético de la marca de Goodwood. ¿Estamos ante el mejor SUV de la historia?

No te pierdas: Todo sobre el origen del nombre del SUV de Rolls-Royce

No creo que haya duda que este coche es un alarde tecnológico y marca un nuevo nivel en términos de confort y lujo en el segmento de los SUV. Muchos critican que Rolls-Royce se lance a este terreno, pero quizás es esta marca británica la primera que creo un SUV: a comienzos del Siglo XX, Lawrence de Arabia fue a la guerra con una flotilla de Rolls-Royce, incluyendo el mítico ‘Armoured Car’, un tanque sobre la base de un Rolls-Royce. Eran muy duros y fiables en el desierto y se ganaron buena fama. Hoy el Cullinan ofrece a sus clientes un concepto similar al de los Rolls-Royce de aquellos aventureros viajeros que cruzaban el mundo con su coche, sin importar el terreno que tuviesen delante.

 

 

Un siglo después, Rolls-Royce tiene claro cómo vender su nuevo vehículo: “nuestra respuesta a la historia, a los visionarios, a los aventureros y exploradores que creen en la supremacía de la libertad. Para ellos hemos creado el Rolls-Royce Cullinan.” El CEO de la marca, Torsten Müller Ötvös tiene muy bien aprendido el discurso. Pero: ¿qué tenemos aquí? ¿Qué ofrece el primer SUV de Rolls-Royce?

 

Rolls-Royce Cullinan: ¡el mayor diamante del mercado!

Para empezar, debes saber que el nombre Cullinan hace referencia al diamante más grande jamás encontrado. Sí, es enorme: mide 5,23 metros de largo, la misma distancia que el Rolls-Royce Phantom 2018 con el que comparte arquitectura de aluminio. Y es que bajo su enorme carrocería se esconde el nuevo chasis que ha creado Rolls-Royce para utilizar en toda su gama, un alarde tecnológico en busca de un ahorro de peso y de un mayor confort: comparado con el Phantom, se ha reforzado un 30% en términos de rigidez para conseguir ser más duro cuando salga del asfalto. 

“El chasis que hemos utilizado en nuestro Cullinan tenía que cumplir un objetivo principal: convertir al coche en una ‘alfombra voladora’ en cualquier terreno. Tiene que ser confortable dentro y fuera del asfalto y la puesta a punto en el Cullinan está enfocado a este fin.” Comenta Caroline Krismer en una entrevista a Top Gear durante una entrevista clandestina en la sede de la marca. Si echamos un vistazo a lo que trae bajo su enorme carrocería, no queda duda que Rolls ha puesto su mejor tecnología en el Rolls-Royce Cullinan 2018.

 

SUV de lujo grande tamaño rojo gris todoterreno cuero

 

Cuenta con una suspensión neumática inteligente capaz de adaptarse, de manera automática, a las condiciones de la carretera gracias a una cámara que escanea el asfalto antes de que el coche llegue allí: también se adaptan para evitar los balanceos tanto en curva como a la hora de acelerar o frenar. Cuenta también con un sistema de ruedas traseras direccionales y estabilizadoras activas. Bajo el capó encontramos el motor del Phantom, un gigantesco V12 biturbo con 571 CV y un monumental par de 850 Nm desde prácticamente al arrancar. 

La potencia se envía a las cuatro ruedas mediante una transmisión ZF de ocho velocidades gestionada vía satélite, capaz de utilizar el navegador GPS para cambiar antes de llegar a una curva o soltar marchas frente a una larga recta. También tiene una puesta a punto cuyo objetivo es ser suave, refinada al extremo: incluso en terreno lejos del asfalto. La potencia es necesaria para mover los, ojo, 2.660 kg que pesa esta mole, con suficiente soltura, pero eso se traduce en un consumo y unas emisiones lejos de satisfacer a los pingüinos del Artico: homologa 15 litros a los cien y unas emisiones de 341 g/km de CO2.

 

 

Rolls-Royce Cullinan: con la mirada lejos del asfalto

Hablar de prestaciones en un coche así sobra: Rolls-Royce no ha comunicado su aceleración de cero a cien, ni falta que hace, pero sí sabemos su velocidad máxima para volar sobre la autobahn: 250 km/h. Pero más que para volar en una autopista, que también, el Cullinan destaca por su buen hacer fuera del asfalto: su suspensión neumática y sus diferentes modos de conducción off-road lo convierten en una máquina perfecta para dar la vuelta al mundo emulando a los aventureros de comienzos del Siglo XX. Para muestra, un botón: con una capacidad de vadeo de 540 mm, es el SUV de lujo más capaz cruzando ríos, superando en 40 mm al Bentley Bentayga, sin duda su principal rival.

Estéticamente encontramos novedades interesantes tanto en el exterior como en el interior, aunque en ambos casos encontramos una clara evolución sobre el Rolls-Royce Phantom presentado el año pasado. Como te decía, sus dimensiones son colosales: a los 5,3 metros de largo se suma 2,1 metros de ancho y 1,8 metros de alto. Si mides 1,75, su morro casi tocará con tu barbilla: ¡no quieres que un Rolls-Royce Cullinan 2018 te atropelle!

Es grande pero luce como un Rolls-Royce, especialmente gracias a su prominente parrilla frontal. Otro elemento que lo caracteriza son las puertas de tipo suicida, con apertura y cierre completamente automatizada, con el Espíritu del Extasis completamente retractable de manera automática. Esos detalles hacen que se pueda sentir como un auténtico Rolls. En el interior, más de lo mismo: el salpicadero recuerda al del Rolls-Royce Phantom y los materiales son ‘lo mejor de lo mejor’. Viendo sus dimensiones exteriores, no será una sorpresa decirte que puertas a dentro es enorme y la habitabilidad será uno de sus puntos fuertes: ¿el mejor coche familiar de la historia?

 

Rolls-Royce Cullinan interior

 

Es evidente que el mercado demanda coches así: los SUV de lujo y gran tamaño son tremendamente populares en mercados clave para la marca como EEUU, Oriente Medio o China. “Desde el primer momento hemos creído factible crear un Rolls-Royce con carrocería elevada, el máximo confort posible y la capacidad para poder circular sobre cualquier terreno con el refinamiento que se espera de un coche de nuestra marca.” Comenta Giles Taylor, jefe del equipo de diseño de Rolls-Royce.

La fórmula está muy clara: Rolls-Royce se suma a la moda de los SUV siendo fiel a sus principios, echando un ojo a sus comienzos, cuando creaba coches capaces para cruzar el planeta sin desmoronarse, y utilizando todo su poder y tecnología para poner sobre la mesa un vehículo que tiene algo en común con el resto de la gama: ser el mejor. Probablemente estamos ante el SUV más lujoso de la historia, así como el más cómodo, y un ‘caramelito’ para algunos mercados donde el dinero no es un problema. Seguro que los más puristas se están revolviendo en su tumba, pero amigos, todos sabíamos que este momento iba a llegar. ¡Mucho han tardado en lanzar el diamante más grande del mundo, el Rolls-Royce Cullinan!

Todo lo que debes saber sobre el Rolls-Royce Cullinan está en nuestras fichas

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear