Pasar al contenido principal

Los aranceles de Trump y el declive de los descapotables

Un golpe duro a este tipo de vehículos.

descapotable lujo deportivo Sport primavera verano calor sol

De primeras, los aranceles de Trump y los descapotables poco tienen que ver, pero ojo porque este particular segmento entre los coches nuevos lo puede pasar muy mal en los próximos años. No es ningún secreto que los descapotables no están pasando por su mejor momento: en España no nos damos cuenta porque nunca ha sido un país de descapotables (otro sin sentido como el de las energías renovables). No obstante, fuera de nuestras fronteras, especialmente en países como Inglaterra o EEUU, sí es un segmento con cierta relevancia.

¿Cómo puede afectar los aranceles de Trump al declive de los descapotables? Pues muy sencillo: muchos descapotables vendidos en EEUU son de origen europeo y este tipo de vehículos sufrirán un considerable aumento de precio debido a los impuestos arancelarios promovidos por Donald Trump a todos los vehículos fabricados en suelo de la Unión Europea. Sí, coches como el Mercedes SL, el Porsche 718 Boxster o el Audi A5 Cabrio pueden sufrir y mucho.

 

 

Y es que, estos modelos tienen en EEUU un mercado importantísimo. Pero cuentan con un gran problema: pocos de ellos son fabricados en territorio americano. ¿Por qué? La mayor parte de marcas europeas tienen fábricas en EEUU, pero estas se dedican principalmente a fabricar todoterrenos o berlinas, algunos de los coches no americanos desarrollados para EEUU. Los descapotables se siguen importando desde Europa o desde otras partes del mundo. Trump se quiere cargar los coches europeos en EEUU, igual que se quiere cargar los coches fabricados en Méjico para EEUU

Y por si EEUU no fuera poco, otro de los grandes mercados tradicionales para los descapotables también está pasando por un momento complicado: el Brexit puede hacer que muchos descapotables fabricados en la Unión Europea aumenten notablemente su precio debido a los nuevos aranceles que se pueden fijar en Reino Unido. ¡Mal panorama para los descapotables!

 

 

La tendencia es clara: es un segmento a la baja (en EEUU por ejemplo se ha pasado de 177.000 ejemplares en 2012 a las 127.000 en 2017, sin aranceles de por medio) y el extra de impuestos que pueden sufrir en mercados clave como Estados Unidos o Reino Unido pueden ser la puntilla que necesitaban para pasar momentos realmente duros. No te olvides que las marcas de coches no son hermanitas de la caridad y si los descapotables dejan de ser rentables podrían acabar con ellos. No hoy, ni mañana, pero quién sabe en unos años. ¡Esperemos que no! Los necesitamos como fuente casi inagotable de sensaciones, libertad y diversión al volante.


 

Lecturas recomendadas