Pasar al contenido principal

¿Por qué mi coche arranca mal en frío?

¿Tienes problemas a la hora de arrancar el coche por las mañanas: aquí algunos motivos que pueden explicar los motivos.

ebrio impide arrancar coche

Lo sé: llegas por la mañana y nada. Te preguntas por qué el coche arranca mal en frío. Sí, pese a estar en primavera con temperaturas superiores a los 15 grados, el frío puede ser un enemigo a la hora de arrancar un coche, especialmente si tiene muchos años encima y algún problema escondido en la mecánica.

No obstante, los coches nuevos (o relativamente nuevos) también pueden sufrir a la hora de arrancar en frío: aquí algunos fallos que pueden hacer que arrancar por las mañanas se conviertan en una pesadilla.

 

Por qué el coche arranca mal en frío: la batería

 

 

Una batería en mal estado, que no pueda mantener bien la energía, o bien haberte dejado algún elementos eléctrico encendido, provocando el desgaste de la misma, puede hacer que el coche arranque mal por la mañana. La vida media de una batería es de entre 2 a 5 años, por lo que parece claro que un coche nuevo, con pocos años pero con una batería en mal estado, puede sufrir más de lo deseado a la hora de arrancar el motor. Además de la propia batería, las conexiones también pueden fallar: es lo primero que deberás revisar en caso de sufrir al arrancar el coche en frío.

 

Posible avería en el sistema de encendido

Te interesa: el lado trágico de los sistemas de arranque sin llave

Si la batería es nueva o está en buen estado, puede que el fallo venga del sistema de encendido. Este es el sistema encargado de generar una señal eléctrica al motor de arranque para comenzar el proceso de arranque. Si este falla, el motor de arranque no comenzará el proceso o lo hará de manera infructuosa. Si al girar la llave, no escuchas ningún tipo de ruido, puede que este sea el problema.

 

Por qué el coche arranca mal en frío: las Bujías

Si arrancas tu coche muy de tanto en cuanto y la batería no es el problema, puede que las bujías, si hace mucho tiempo que no las revisas, sea el problema a la hora de arrancar el coche en frío: pueden estar dañadas y no aplicar correctamente la chispa necesaria para producir la combustión interna.

 

 

Bomba de la gasolina

Puede ser otro de los problemas por el que tu coche no arranque en frío o sufra para hacerlo: si la bomba de la gasolina está dañada, puede hacer que el combustible no llegue de manera óptima a la cámara de combustión, provocando una mezcla inadecuada o, sencillamente, no llegando y, por lo tanto, el motor no arrancará.

 

Filtro de aire

Un filtro de aire en muy mal estado puede hacer que el arranque en frío sea un desastre: la mezcla de oxígeno en el interior de las cámaras de combustión puede no ser la ideal. Además, un filtro en mal estado puede hacer que entren partículas nocivas en el interior del motor. Es probablemente la causa más rara por la que un coche no arranque en frío, pero puede darse.

Así que ya sabes: si quieres dejar de preguntarte todas las mañanas eso de por qué mi coche arranca mal en frío, tienes dos opciones: comprarle una manta térmica gigante... ¡o echarle un vistazo a estos posibles diagnósticos!

Lecturas recomendadas