Pasar al contenido principal

Los coches tuning lo van a pasar mal con la nueva ITV...

¿Qué da más miedo: la ITV o un coche tuning?

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Coches tuning ITV 2018

Hubo unos años en que todo valía, todo añadido estético era aceptado, pasabas con cualquier cosa y solo el filtro del buen gusto podía ser causa social de un pulgar abajo pero la cosa se fue de madre y se empezaron a endurecer las inspecciones de ITV para los coches tuning.

Tanto para coches nuevos como para los de una edad, se puso el ojo a la modificación mecánica, dinámica, aerodinámica como de carrocería y empezaron a pedir 'papeles' u homologaciones. Tanto que empezó a ser complicado, por no decir imposible, 'meter en ficha' casi hasta un cambio de llantas.

Te presentamos 10 coches arruinados por el tuning

Pero con la nueva ITV de 2018 que entra en vigor en mayo, los coches tuning lo van a pasar mal o peor.

Cambios en la nueva ITV

Para poder pasar la ITV desde mayo de 2018 las revisiones se van a poner mucho más complicadas que ahora mismo. Ya te resumimos en un artículo los cambios de la nueva inspección y hoy pensamos en esos coches que han sido sacrificados modificados sobre todo en su exterior.

Coches tuning ITV 2018

Carrocería y estética

Lo más habitual es la modificación de la carrocería (sí, con es esos adhesivos que simulan ser 'agujeros de velocidad' que venden en el hipermercado se puede pasar la nueva ITV) cambio de llantas, modificación de paragolpes, espejos, reubicación de matrículas, incorporación de faldones, alerones, ensanchamiento de los pasos de ruedas, etc. incluso la instalación de piezas de unos coches en otros, algo asi como un coche híbrido pero no en cuanto a que funciona con algo más que diésel o gasolina, no, hablamos de un Fiat 500 ensanchado, con los paragolpes de un Ferrari 488 GTB, las llantas de 19 pulgadas de un Alfa Romeo 4C y el doble escape doble de su hermano el Abarth 595, por ejemplo.

Vayamos por partes, si realizas un cambio de los elementos originales por otros que no lo sean, lo primero que deberías hacer es saber si ese cambio está permitido por ser considerado reforma de importancia. Para ello siempre es bueno consultar en las propias ITV o bien a empresas que se dedican a la homologación de proyectos. Se puedes incorporar o cambiar elementos que se consideren de recambio o sustitución vehículo original como en un coche modificado para pasar la ITV.

El tuning del Sema Show: 50 años de modificaciones

Con el visto bueno, tendrías que avisar a la compañía del seguro de esa modificación, un simple cambio de pintura puede que no lo cubra por el simple hecho de no ser la original con la que se hizo la cobertura de vehículo.

Pero si la transformación del vehículo se considera reforma, no hay opción, hay que hacer un proyecto de homologación para incluirlo en la ficha técnica del vehículo y así el coche tuning podría pasar la nueva ITV.

 

Coches tuning ITV 2018

Mecánica y electrónica con la nueva ITV

Por su configuración, estos coches no suele ganar en caballos, aunque cierto es que algunos saben combinar lo que, por aquí hemos separado entre modificación racing y tuning y no se han metido a toquetear la mecánica o electrónica. Por cierto, ya si te interesa cómo afectará la nueva ITV a las centralitas reprogramadas tenemos en preparación un artículo muy interesante.

126 multas por velocidad en una concentración de tuning

Si te has decidido a 'meter mano' al motor, ten en cuenta que algo tan sencillo como un cambio de filtro del aire, bujías, batería... sabes de sobra que es legal, pero, por ejemplo la modificación o sustitución de elementos como la válvula EGR, o la del sistema de admisión de gases, por no decir la supresión de los de salida (colectores) o manipulación o eliminación del catalizador es totalmente ilegal por lo que no pasarías la ITV.

Como decíamos, más allá de lo estético el escape también es uno de esos elementos modificados en estas preparaciones. Has de saber que todo silencioso necesita un certificado de homologación que, por lo general lo facilita el fabricante (si no siempre te queda pedirlo de nuevo) y es necesario que esta pieza traiga inscrito el propio código de homologación como pieza de sustitución. 

En él, además de certificar y validar su instalación en un coche concreto (marca, modelo y versión) certifica que cumple con la ley europea o Directiva 2007/34/CE sobre contaminación acústica.

Otro aspecto 'obligatorio' en un coche tuneado es la modificación de la suspensión. Al ser una reforma de importancia no te queda otra que preparar un proyecto de homologación, con un certificado del taller instalador y del fabricante de los muelles validado por el Ministerio de Industria.

Así que, si eres uno de los propietarios de los 10 coches más tuneados de España, esperamos que tengas todo en regla porque si no... vas a tener problemas con la nueva ITV.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear