Vídeo: así han evolucionado los Ford de policía en EEUU

Una historia de eficacia y de alto rendimiento.

Ford acaba de presentar su nuevo coche de policía para EEUU, un Ford híbrido con el que se pretende ahorrar miles de litros de combustible en las patrullas de los agentes americanos. No obstante, pese a la búsqueda de la eficiencia energética, este Ford sigue siendo un coche de altas prestaciones con el que asegurar que no haya ningún delincuente que escapa con facilidad. Vale, no tiene el encanto de un Ford Interceptor de 1952, pero en el vídeo que tienes en lo más alto queda claro que la evolución ha sido espectacular y se ha adaptado a los diferentes tiempos.

Hay que reconocer que el vídeo que muestra la evolución de los coches de policía de Ford en EEUU que la marca ha creado es espectacular. Todo empezó en 1950 con el Ford Mainline modificado para mejorar el dinamismo y la eficiencia de combustible. Le siguió el Ford Interceptor, más potente y más cómodo para las maratonianos jornadas laborales de los agentes. En 1956 el Interceptor se actualizó con un renovado motor V8 de 215 CV, ¡ojo, en 1956! 

 

7 coches que ya son eternos

 

En 1971 le sustituyó el Ford Galaxie de policía, con un aspecto absolutamente sensacional y mucho poder bajo el capó: más de 400 CV para que ningún delincuente se pueda escapar. Un auténtico ‘interceptor’. En el 82 se introdujo el Ford Mustang, con un motor V8 de cinco litros mejorado con pistones forjados y demás chucherías. Un año más tarde llega el Ford de Policía más famoso de EEUU, el Ford Crown Victoria, sí, el de las pelis. 

No te voy a contar todo el vídeo paso a paso, que entonces ya no tendrá gracia que veas este gran trabajo de Ford. Lo tienes en lo más alto de este artículo y te hará perder poco más de un minuto. ¡Mola y lo sabes! 

Lecturas recomendadas