Pasar al contenido principal

WTF: si el Ford F-150 fuera una empresa, sería la número 38 por beneficios

Ventas brutales y un gran margen de beneficio por unidad. ¡La mina de oro de Ford!

Virtudes y defecto Ford F-150

El Ford F-150 es el coche más vendido en EEUU, el coche más vendido del mayor mercado del mundo, y eso se traduce en unas cifras que no solo sorprenden, especialmente desde los ojos de un europeo, sino que sobre el papel son absolutamente espectaculares a nivel económico. Mueve tal cantidad de dinero, genera tanto beneficio para Ford, que si la Ford F-Series fuese una empresa independiente, estaría en el puesto 72 de la lista Fortune 500 de las empresas más grandes y rentables del planeta, elaborada por la revista Forbes.

Te interesa: 10 coches que representan el orgullo americano

Y es que los datos son abrumadores: según Morgan Stanley, una empresa formada exclusivamente por la Serie F de Ford generaría unos ingresos de 42.000 millones de dólares, con un EBITDA de 10.000 millones y unos beneficios netos de 6.500 millones de dólares. De manera increíble, solamente el beneficio generado por las Ford F-Series se colocaría como la empresa número 38 con mayor beneficio, a nivel mundial y por delante de empresas consolidadas como McDonalds, Boeing, PepsiCo o Visa.

 

 

Y es que, viendo esto, parece claro que el resto de la gama de Ford es un lastre para la empresa. Lo mejor que podría hacer Ford sería dejar de fabricar el resto de coche y centrarse únicamente en la Ford F-150, aunque eso conllevaría otros males poco asumibles. Lo que parece claro es que Ford tiene una mina de oro en su gama y a su vez una valoración general como empresa algo infravalorada: Morgan Stanley apunta a un precio objetivo de 16 dólares por acción, un 60% superior a la cotización actual de la compañía.

Las cifras de Ford son importantes, con unos ingresos generales de 156.800 millones de dólares, pero el beneficio que sacan por cada coche no es tan alto como en la F-150. Fabricado desde el año 1948, la marca es capaz de fabricar como churros este gran pick-up, con un coste por fabricación muy ajustado que saca a relucir un beneficio por coche importante. Ford quiere vender más y más Fords F-150 y la verdad es que no necesita exportarlo de manera masiva lejos de su país de origen, como si hicieron con el Ford Mustang: solamente en EEUU, en 2017, se matricularon 896.764 unidades, con un salto de 9,3%. 36 años como el coche más vendido en EEUU, ¡el emperador americano!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear