Pasar al contenido principal

La increíble historia del Seat Sport 'Bocanegra'

Seat Sport Bocanegra 1430
Fabricante

El primer Seat-Seat de la Historia... sin Fiat. 

Es uno de esos coches mágicos que no deja indiferente a nadie: debido a sus formas, a algunos de sus colores, a ser Seat y, cómo no, por su característica moldura de plástico a la que debe su apodo, llama la atención por donde pasa; y quien lo ve, desde la treintena en adelante, desbloquea de pronto incluso recuerdos personales por haberlo visto alguna vez por las calles... O incluso, lo más afortunados, por haberlo conducido. Esta es la increíble historia del Seat Sport 'Bocanegra'. 

Seat 1200 Sport bocanegra delantera
Seat 1200 Sport bocanegra delantera

Lo primero que hay que aclarar es el nombre comercial, porque Seat había apellidado como 'Sport' al 850 en el logo trasero, tanto tanto en carrocería coupé como descapotable, a pesar de que estas dos variantes del popular 'ocho y medio' -el primero de la marca en disponer de una gama, que se completaba con Especial y el 4 puertas- sí se llamaban oficialmente 850 Coupé y 850 Spider. Y para rizar más el rizo llegó a haber un 850 Sport Coupé. 

Así que el que ahora es conocido como 'Bocanegra' realmente se tenía que llamar Seat Sport. Lo que pasa es que como finalmente se decidió que en un primer momento iba a montar la ya archiconocida mecánica 1.2 de la casa (que habían empezado llevando los 124 'faro redondo'), pero en posición transversal y con la caja de cambios del que sería inmediatamente después el Seat 128 3p (¡en cuya documentación pondría también "128 'Deportivo'", por la traducción de "128 Sport"!)... pues el modelo que hoy nos ocupa se lanzó en 1975 como Seat 1200 Sport; y luego, desde 1977, convivió con la versión más potente, de 77 CV y el mítico bloque 'catorce treinta': el Seat 1430 Sport

El primer Seat-Seat

Aunque se suele atribuir al Seat Ibiza I de 1984 el honor de ser el primer Seat 'puro', al inaugurar la era en solitario de la compañía, tras la ruptura con la matriz Fiat y antes de la adquisición por parte del Grupo VW, lo cierto es que ese título debería ser siempre para el 'Bocanegra'. 

Es cierto que la firma había sorprendido a Fiat con la versión cuatro puertas del 600 (comercializado como Seat 800) y luego haría lo propio con el Seat 127 4p, pero en el 1200 Sport era un coche totalmente nuevo. 

Se trataba de un atractivo y hasta algo musculoso compacto de dos puertas con aspecto y ciertas cualidades deportivas, destinado a seducir a la gente joven y de mediana edad que quisiera un coche más pintón y tuviera aires de capricho. 

Corvette-bocanegra-camaro
Corvette-bocanegra-camaro

Por dentro, los asientos eran más mullidos y recogían mejor que de costumbre; la postura, algo más lógica que en otros modelos teóricamente con más recursos bajo el motor -como los 1430 potenciados- (aunque el desplazamiento hacia la derecha del pedalier y el diámetro del volante penalizaban el asunto el juego de pies y el braceo para la gente de cierta estatura). 

Por si fuera poco, la instrumentación también estaba especialmente cuidada en este sentido, con profusión de relojes redondeados que se extendían hasta la consola central. 

Inauguración del Centro Técnico de Martorell

Por eso, como no podía ser de otra manera y ves en el vídeo de arriba, la increíble historia del Seat Sport Bocanegra 1200/1430 coincide con la inauguración del Centro Técnico de Martorell y del que este año se cumplen 46 años. Además, este llamativo vehículo es fruto del trabajo conjunto de la marca y de  la empresa Inducar.  

Todo parecía pintar muy bien; el coche era atractivo, brioso y original, una válvula de escape para el público al que estaba dirigido inicialmente. Sin embargo, las presiones de Fiat para que su filial española fabricase a la vez la versión de tres puertas de su 128 (3p) hizo que ambos se canibalizaran entre sí y no soportaran en el catálogo la llegada de los años 80. 

Seat 128 3p 1430
Fabricante

Hoy, tanto el 128 3p como, sobre todo, el Seat Sport 1200/1430 Bocanegra son muy escasos y su cotización va en aumento. En el caso del Bocanegra, una unidad en buen estado se puede encontrar por precios que rondan los 5.000 euros, si bien, la versión más 'gorda' -con el bloque 1430 de 77 CV- (ambos, con caja de cambios de 4 velocidades) está más buscada y tiene un lógico extra, en un coche que ya de por sí era caro en su época... pero que ahora pinta que se va a revalorizar.   

Y además

Buscador de coches