Pasar al contenido principal

Nueva llamada a revisión de Mercedes: riesgo de incendio

Las unidades que ya están en el concesionario serán arregladas antes de su venta.

Mercedes GLA 45 AMG

Daimler AG acaba de anunciar una nueva llamada a revisión de Mercedes: tras la llevada a cabo sobre el AMG GT-S, la actual afecta a un millón de Clase C, Clase E, CLA y los SUV GLA y GLC. Se trata de unidades que están entre los modelos fabricados de 2015 a 2017 y han sido vendidas en todo el mundo, recogen en Autonews.

¿Cuál es el problema? Un fusible defectuoso que supone riesgo de incendio: ya se han notificado 51 casos, aunque la marca germana asegura que no se han producido muertes o lesiones relacionadas con este fallo.

La llamada a revisión de Mercedes comenzará en julio en Estados Unidos (allí se encuentra un total de 307.629 unidades afectadas), cuando las piezas de repuesto estén disponibles. Los propietarios de estos vehículos empezarán a recibir las notificaciones correspondientes a finales de este mes; el importe de los coches no será reembolsado en ningún caso, ya que se trata de automóviles que aún están en garantía.

Los Chevrolet Tahoe de la Policía, a revisión.

En cualquier caso, ya se ha implementado una reparación en las plantas que fabrican estos modelos; los vehículos que actualmente están en los concesionarios serán arreglados –tendrán un fusible adicional- antes de ser entregados a sus nuevos propietarios, según la compañía.

En el comunicado hecho público por Daimler, se establece que el percance se origina cuando el motor no arranca. En ese caso, el fusible problemático puede sobrecalentarse debido a los repetidos intentos de poner en funcionamiento el coche, causando el riesgo de incendio en los Mercedes: además de su alta temperatura, podría derretir piezas cercanas.

En otras palabras: si tu nuevo Mercedes no arranca (o tarda mucho en hacerlo), no lo fuerces, como recomiendan nuestros amigos de Carscoops. Podrías causar un pequeño (o no tan pequeño) desastre.

Lecturas recomendadas