Pasar al contenido principal

Opinión: Alpina o BMW M, ¿qué interesa más comprar?

¡Puede que haya llegado el momento de vivir a lo loco!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Alpina BMW B6 Bi-Turbo Gran Coupé

Seguro que te has hecho más de una vez esta pregunta con tus colegas o has oído a alguien dudar sobre esto. Alpina o BMW M, ¿cuál interesa más comprar? Difícil decisión, ¿no te parece? Depende de con quién hables, recibirás una u otra opinión, pues aquí entran en juego varios factores.

Nosotros tenemos la nuestra propia, claro, pero antes de entrar a desgranarla, vamos a especificar que es Alpina (para los más despistados): un fabricante de coches. Sí, por mucho que se le quiera equiparar a Brabus con Mercedes, en este caso vamos más allá de una simple compañía de tuning especializada en BMW. Aunque es cierto que su papel fundamental es aportar prestaciones y exclusividad a los coches de los de Múnich, que se encargan de suministrarles chasis y carrocerías; aunque los Alpina cuentan con número de chasis propio. ¡No lo olvides!

No te pierdas: BMW Alpina B7 xDrive, ¡ahora a 330 km/h!

Pero espera, ¿no se encarga ya BMW M de sacar a relucir la parte más radical de BMW? Así es, de eso no cabe duda… pero Alpina va un paso más allá, de ahí que se planteen muchas dudas a la hora de decidir si interesa más comprar un Alpina o un BMW M.

Cuando se creó en 1961, la idea del ingeniero Burkhard Bovensiepen estaba clara: modificar los motores de los BMW para construir bestias sobre ruedas capaces a su vez de ser totalmente prácticas para el día a día. Veamos un ejemplo: hoy en día puedes tener un Alpina B6 Bi-Turbo que, a simple vista, no se diferenciará mucho de un elegante BMW 640D Gran Coupé (solo los más ‘petrolhead’ lo olerán a distancia).

Pero es que precisamente, ahí está una de las gracias de Alpina. Suelen ser coches diseñado para un público particular al que no le guste llamar la atención, pues puedes ir al volante de un auténtico cohete con hasta 600 CV de potencia, gracias a su motor V8 TwinPower Turbo de BMW con 4.4 litros de cilindrada, con total discreción, en un ambiente lujoso y a su vez... merendarte a un BMW M6 Gran Coupé

Las cifras son parecidas entre estos coches: ambos aceleran de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, pero el Alpina B6 Bi-Turbo es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h frente a los 250 km/h de velocidad (electrónicamente limitada) del M6. Sin embargo, los consumos son en el caso del primero algo más reducidos (BMW homologa para la versión deportiva del BMW M6 9,9 litros a los 100 km mientras que Alpina registra 9,4.

 

 

Quizá, esta sea otro de los factores más inflluyentes a la hora decidir cuál interesa más comprar, si un Alpina BMW o un BMW M, pues los primeros tienen como parte de su filosofía producir coches no solo más prestacionales sino también más eficientes gracias a una buena puesta a punto de las mecánicas. ¿Recuerdas el BMW Alpina 318i E21? Pues fue el modelo más eficiente de la historia de la marca en los años ochenta.

El Alpina 318i E21 tenía una mecánica ajustada para que trabajaran solo dos cilindros del motor original del 318i y gracias a eso, logró un consumo de combustible de 2,672 litros/100 km en una prueba de eficiencia bautizada como 'Shell Kilometer Marathon'. Llegados a este punto, ya tenemos varios motivos por los cuales pensar en la compra de un Alpina puede ser una buena opción… Pero, ¿son todo virtudes? No hemos hablado por ejemplo del precio. Volvamos para ello a nuestro ejemplo anterior. 

Si estás interesado en comprar el BMW M6 Gran Coupé, tendrás que hacer un desembolso de 154.500 euros en tu concesionario BMW, mientras que el precio del Alpina B6 Bi-Turbo parte, en Alemania, desde los 128.600 euros para la versión coupé o 136.600 para el cabrio. ¿Sorprendido? ¿Cómo es que alguien puede dar más por menos? Bueno, amigo, a no ser que vivas en el país teutón, a ese precio final tendrás que empezar a sumarle gastos…

Y es que si quieres un Alpina tendrás que conseguirlo de importación. No, en España no hay ni un solo punto en el que puedas comprarte un Alpina (abajo te dejo un mapa para que lo compruebes). Sin embargo, el fabricante te da la opción, a través de su página web, de hacerte con uno de sus modelos. Lo más probable es que luego tengas que pasar por un proceso de homologación unitaria al tratarse de un vehículo importado y todo eso encarecerá el proceso… Ahora bien, es el momento de tomar una decisión. ¿Qué coche me compro?

 

Concesionarios Alpina mapa

 

Alpina o BMW M, ¿qué interesa más comprar?

En estas líneas yo solo te he dado un ejemplo a través , pero mi compañero Raúl Salinas ya te habló de los 5 BMW Alpina que molan más que un BMW M (hicimos la prueba del BMW M4 GTS y solo te podemos decir que es tremendo, así que tampoco vamos a menospreciar el trabajo de M). Porque creemos que comprar un Alpina puede ser una gran opción. 

El fabricante de Buchloe aporta a todo lo que toca un toque único a nivel estético, en el que toman protagonismo los materiales de primerísima calidad, el  trabajo artesano, el lujo y la personalización (¿has echado un vistazo al catálogo de piezas de Alpina para BMW? Es alucinante). No prima tanto la deportividad de BMW M, sino la calidad y el refinamiento. 

 

 

Si a eso le sumamos el gran trabajo que hacen sobre los motores, que van mucho más allá de simples reajustes, y la herencia que dejó en la marca su historia en competición -fueron reyes indiscutibles del Campeonato de Turismo en 1970- tenemos un producto clave para aquellos que quieren siempre ‘un poquito más’. Hacerte con un Alpina no será un proceso fácil -también puedes encontrar algunas unidades en el mercado de segunda mano- pero puedes pasar las inspecciones en los concesionarios BMW y tienes los mismos servicios de garantía y mantenimiento. ¿Te animas?

Lecturas recomendadas