Pasar al contenido principal

La fábrica de Seat en Martorell se cerrará si Cataluña sale de la UE

Algo que ya más o menos se veía venir.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Seat León o Volkswagen Golf: ¿cuál deberías comprar?

Con un 95% de su producción vendida entre España y el resto de países de la Unión Europea, parece lógico y evidente que Seat se guarde el derecho a salir completamente de Cataluña si esta sale de la UE y del espacio económico común. Los compañeros de Elmundo.es, refiriéndose a fuentes solventes de la compañía, afirman que la fábrica de Seat en Martorell cerrará y llevará su producción a otros centros productivos del Grupo Volkswagen si Cataluña pretende marcharse de la Unión Europea.

Seat es Barcelona, Martorell y Cataluña, el arraigo con esta región es total y toda la producción de la compañía en España se encuentra en esta Comunidad Autónoma. Sin duda es un motor económico industrial en la zona de Barcelona, con unos 15.000 empleos directos y muchos más indirectos, ya sea en empresas auxiliares del automóvil como en otros sectores directamente relacionados, como por ejemplo la restauración o los bares de alrededor de la fábrica. El arraigo es muy fuerte, pero Seat no se puede permitir estar fuera de la Unión Europea, Seat no se puede permitir un Brexit a la catalana.

 

Vídeo: así se mueve el nuevo Seat Arona

 

Volkswagen ya dio hace unas semanas el consentimiento a Seat para mover sus sedes sociales o fiscales fuera de Cataluña si la inseguridad jurídica alcanzaba altos grados. Luce de Meo, presidente de la marca, ya lo comentó en su momento: “La estabilidad política, la seguridad jurídica y la permanencia en la Unión Europea son imprescindibles para asegurar la sostenibilidad económica y laboral de nuestra compañía y sus filiales, y para mantener la confianza de nuestros clientes y accionistas.”

Hoy, la nueva información de elmundo.es va mucho más allá: Seat cerrará la fábrica de Martorell y la de la Zona Franca de Barcelona y si Cataluña queda fuera de la Unión Europea. Medida drástica que muchos afirmaban hasta hace cuatro días que jamás se produciría por la dificultad que tiene traspasar una producción como esta a otro territorio español o extranjero. Pero en el fondo, no creo que sea tan difícil: todos los modelos que se fabrican en España: Seat Ibiza, Seat Arona y Seat León se asientan sobre plataformas de Grupo Volkswagen y, como ya ocurre con otros modelos de la marca, como el Seat Ateca, que se fabrica en la República Checa, cambiar la producción de estos vehículos a otra planta del Grupo Volkswagen en cualquier otra parte de Europa no sería tan complejo.

 

 

Un buen ejemplo es el del Audi A1, que anteriormente se fabricaba en Bruselas y que movió su producción a Martorell sin problemas. Lo mismo que el Audi Q3, que se fabricaba en Martorell y cambió de producción hacia Hungría. Claro que supone un gasto de dinero importante, pero parece evidente que resulta el problema menos grave ante la posibilidad de que tus modelos más importantes queden fuera de la Unión Europea, deban sufrir aranceles y pierdan buena parte de su competitividad. Es triste, pero: ¿quién compraría un Seat León a precio de Audi A3 en Alemania? Poca gente, por no decir nadie.

Esta no es la única medida de Seat tomada tras la deriva independentista del Gobierno de la Generalitat, el anuncio del nombre del nuevo SUV de Seat, que ya debería estar sobre la mesa, se ha pospuesto hasta que las aguas vuelvan a su cauce: en Seat parece que no interesa que se pueda llamar Tarraco en una época en el que el boicot hacia los productos catalanes es una realidad en algunas partes del resto de España. Sin duda, Seat es una de las empresas que más puede perder con todo este proceso, tendremos que estar muy atentos para ver si esta inseguridad tiene alguna consecuencia económica en el corto plazo para la firma de Martorell: ¿te imaginas una Seat sin ninguna planta de producción en España? Yo no.

Fuente: elmundo.es

Lecturas recomendadas