Pasar al contenido principal

Toyota Venzayga: el primer Bentley monovolumen de la historia

¡Hay que ser un auténtico genio de la masilla!

Generalmente, unir dos coches completamente diferentes en uno suele terminar en catástrofe. El Toyota Venzayga no es más que un Toyota Venza, un monovolumen japonés de tamaño medio destinado principalmente al mercado americano y que dejó de venderse el año pasado tras ocho años en los concesionarios. El diseño original del Venza es bastante aburrido, por lo que nuestro protagonista, decidió que el espíritu de Bentley conquistase todas y cada una de sus células. 

Te interesa: los coches protagonistas de Transformers 5

Sí, el resultado debería ser dantesco, horripilante, tenebroso, fatídico. Pero lo más brutal de este coche es que no es así. No voy a decir que sea bonito, pero es digno de aplauso el espectacular trabajo de integración que han realizado para llevar a cabo este proyecto: el frontal del Bentley Continental GT Supersports está perfectamente integrado en el conjunto: si tuviese la parrilla en color negro y le quitase esos LED en el lateral, sería digno de aplauso.

 

 

La parte trasera es algo más complicada: meter la trasera de un coupé en un monovolumen es algo más difícil. Sin lugar a dudas, lo peor de toda esta transformación es el supuesto logo de Bentley, que más bien parece hecho por un niño de seis años en una tarde de aburrimiento y que sobra por completo. Lamentablemente, no hay fotos del interior, pero no me extrañaría que el dueño haya metido un extra de cuero y algún que otro detalle típico de Bentley, como un uso generoso de las inserciones de madera.

No es habitual ver este tipo de preparaciones caseras sin que quieras arrancarte los ojos y solamente por eso, ya merece nuestro máximo respeto. El frontal me parece de premio y lo único que espero es que Bentley no lo vea, ya que después del Bentley Bentayga, primer SUV de la compañía, quizás se planteen la posibilidad de crear un monovolumen de superlujo. ¡Prefiero no imaginarlo!

Fotos: Asphalt Valhalla

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear