Pasar al contenido principal

¡Los coches sin volante ya son legales! (al menos para Trump)

¿No se estarán precipitando?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
vídeo accidente coche autónomo de uber

Los coches sin volante ya son legales en Estados Unidos, puesto que la administración de Donald Trump ha llevado a cabo una serie de modificaciones en las normas de seguridad para permitir a los coches autónomos circular en las carreteras públicas.

La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico (NHTSA) quiere “reconsiderar la necesidad y adecuación de sus estándares actuales de seguridad” para este tipo de vehículos sin volante, pedales y espejos y, precisamente, de ahí nace el informe de 80 páginas que promete cambiarlo todo.

No te pierdas: Las tormentas solares podrían 'freír' a los coches autónomos

Porque en el llamado ‘Automated Vehicles 3.0’ se dice que los requerimientos actuales de seguridad pueden suponer “una barrera regulatoria innintencionada a la innovación”.  Actualmente, según informan desde Reuters, los fabricantes tienen que hacer frente a cerca de 75 estándares de seguridad en el país.

Pero muchos de ellos, afirman, asumen que hay un conductor humano controlando el vehículo, y eso es algo que hay que cambiar. Porque Elaine Chao, secretaria de transportes de los Estados Unidos, considera que los propios coches sin volante o coches autónomos tienen potencial suficiente para reducir significativamente el número de accidentes y muertes en carreteras. ¿Pero no creen que son los coches autónomos demasiado peligrosos todavía? No parece...

 

 

Sin embargo, el NHTSA todavía está trabajando para especificar cuando estas nuevas regulaciones para coches sin volante entrarán en vigor. De lo que no cabe duda es que muchas compañías estarán realmente satisfechas con esta decisión que apoya la llegada del coche autónomo. 

General Motors, por ejemplo, envió en enero una petición de exención a las reglas actuales para poder introducir en 2019 una flota de coches compartidos sin volante y sin controles humanos. También la empresa Waymo ha estado presionando para poder desarrollar su tecnología autónoma.

 

Lecturas recomendadas