Pasar al contenido principal

Cambio a los impuestos de los coches eléctricos en Australia: ¡políticos, tomen nota!

¿Es justo que los coches eléctricos no paguen nada?

Puntos de carga en España

En Australia parece ser que no. Bien, me explico porque el cambio a los impuestos de los coches eléctricos en Australia puede dar pistas de lo que puede ocurrir en otros mercados, tanto europeos como a nivel mundial: España es un poco la excepción a la norma, ya que en este país se fomenta más bien poco la adquisición de coches eléctricos. No obstante esta nueva decisión sobre los coches eléctricos en España puede empezar un debate de lo más interesante.

Te interesa: 10 coche eléctricos que te pondrán cachondo en 2018

Pongámonos en contexto: en Australia, más allá de un BMW i8 como coche de policía, también cuentan con una serie de impuestos sobre el motor muy diferentes a los de aquí. La mayor carga impositiva a los coches viene integrado en el precio de la gasolina, por lo que, tras un notable incremento del uso de vehículos eléctrico en el país de los canguros, el Ministro de Fomento local, Paul Fletcher, comentó a nuestros compañeros de ‘ABC News Breakfast’ algo que resulta una reflexión realmente interesante, especialmente viniendo de un político. 

 

 

“Si estás conduciendo un coche de hace 10 o 12 años, debido a este sistemas de impuestos sobre el combustible, acabará pagando unos 4,5 céntimos por cada kilómetro recorrido. Mientras que si estás conduciendo un flamante Tesla Model X, no colaborarás con el mantenimiento de las infraestructuras en absoluto. ¿Es esto algo justo? ¿Podría haber un sistema más justo? ¿Podría haber un sistema que sea más eficaz para mantener el buen estado de nuestras carreteras?

Pese a que los coches eléctricos solamente suponen un 0,1 % de las ventas de coches nuevos en Australia, su uso está creciendo exponencialmente y es de esperar que su popularización vaya incrementándose en los próximos años, con la llegada de coches eléctricos más baratos y eficaces como el Nissan Leaf o el Tesla Model 3. Bien, no es de extrañar que viendo la tendencia, en Australia se hagan algunas preguntas que nos parece muy útiles y que se pueden extrapolar a cualquier otro mercado. 

 

 

Una de las opciones que se manejan es una red de cargadores eléctricos públicos en las carreteras y cuyo precio vaya a parar íntegramente al Gobierno, subvencionando de esa manera el mantenimiento de la vía pública. ¿Qué te parece esta medida? La verdad es que da gusto ver a políticos planteando problemas que todavía no son importantes para encontrar una solución antes de que sea demasiado tarde. Aquí los políticos no creo que reaccionen hasta que esto pueda suponer un problema o se realice la chapuza de turno beneficiando a empresas privadas de algún amigo del político de turno. 

Señores, se viene una revolución en la movilidad privada: la llegada en masa de los coches eléctricos es cuestión de tiempo y su llegada nos obligará a cambiar algunos conceptos. Políticos, ¡ya se pueden poner a trabajar!


 

Lecturas recomendadas