Pasar al contenido principal

Las luces ultra-brillantes de los coches nuevos provocan accidentes. ¡O eso dicen!

¡Ya ha comenzado una campaña para trabajar en la materia!

Cascada luces

Las luces de xenón y luces de LED son habituales en nuestras carreteras: España es uno de los mercados donde más coches nuevos se venden con este tipo de equipamiento, incluso muchas marcas lo ofrecen de serie en sus vehículos comercializados en España, donde en otros lugares son de manera opcional: un buen ejemplo es BMW o Mercedes. Pues bien, un informe afirma que las luces ultra-brillantes de los coches están provocando accidentes debido a posibles deslumbramientos. ¿Estás de acuerdo?

La llegada de los faros actuales, con luces blancas y muy potentes que facilitan la visibilidad del conductor, junto con la tendencia de los SUV, con los faros en posiciones más altas, hacen que muchos sean los coches que pueden provocar deslumbramientos en el resto de conductores. Un estudio desarrollado en el marco de las Naciones Unidas y promocionado por distintas organizaciones progresistas, afirma que habría que limitar el brillo de los faros para limitar el riesgo de sufrir un accidente debido a deslumbramientos.

 

 

Y es que este mismo estudio afirma que un 65% de los conductores afirman que recientemente han sido deslumbrados por otros vehículos, incluyendo un 15% que admiten que se han quedado cegados por las luces de otro coche. Se calcula que se tarda unos cinco segundos hasta que el conductor vuelve a recuperar la visión normal, teniendo en cuenta que se esté circulando a 100 km/h, el conductor estaría prácticamente sin control durante 134 metros. ¡Una barbaridad!

Por supuesto, todos los coches nuevos que se venden en el mercado español y europeo cumplen con la normativa en la materia, marcada por la Unión Europea. Lo que pretende este estudio es endurecer todavía más esta normativa para limitar el riesgo de sufrir un deslumbramiento en la carretera, una medida que podría regular o limitar el brillo de las luces. Este podría ser el punto de partida de un debate interesante: ¿necesitamos tener unas luces con una capacidad de iluminar cientos de metros, como los faros láser del Audi R8? ¿O es mejor tener una buena calidad de luz y limitar el brillo para evitar los deslumbramientos al resto de conductores?


 

Lecturas recomendadas