¿Los coches autónomos te parecen demasiado? Ojo a los perros robot

Lo bueno es que no tendrás que sacarlos a pasear; lo malo, que dan mucho miedo.

¿Siempre has querido tener un perro y nunca te has atrevido a semejante responsabilidad? Tranquilo, los perros robots llegan para dejarte con cara de póker. Sí, a ti, que todavía no habías asimilado muy bien esto de que los coches autónomos vayan solos (más o menos, dependiendo de los niveles de conducción autónoma).

Preferimos los robots que fabrican el Ferrari 488 GTB

Se llaman ‘SpotMini’, pertenecen a la empresa americana de ingeniería ‘Boston Dynamics’ y son, básicamente, “robots de cuatro patas que pueden tenerse cómodamente en casa o en la oficina”. 

Pesan alrededor de 30 kg, la anatomía de un perro (matiz importante: sin cabeza) y tienen una autonomía de unos 90 minutos entre carga y carga. Dicen además que están dispuestos a hacer tu vida más fácil, ya que son capaces de abrir puertas, por ejemplo. 

Bueno, supongo que lo de la vida más fácil será si no te da un infarto al encontrarte con semejante artefacto moviéndose por el pasillo, porque realmente parecen sacados de cualquier película de ciencia ficción/terror… y tampoco parecen ser precisamente los ‘buenos’ del guión (¡cuánto daño ha hecho Hollywood!). 

 

 

En fin, que dicen que esto es el futuro. Pero tenemos que reconocer que el futuro da un poquito de miedo, como ya comprobamos también con Handle, el robot con ruedas. Echa un vistazo a las imágenes y puede que me comprendas un poco mejor. Coches autónomos, perros autónomos... ¿qué será lo siguiente? ¿Frigoríficos que hagan la compra por ti? Oh, wait... 

 

Lecturas recomendadas