Bell & Ross BR 01 Burning Skull: la exclusividad de la distinción

Una pieza de colección en la muñeca...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

¿Te gustan los coches y los relojes de lujo? Capeland Shelby Cobra

Es normal que te gusten los relojes. Son el complemento perfecto en muchas ocasiones y además su diseño supone todo un desafío para sus creadores. Al igual que un buen deportivo. Si es que todo está relacionado. Mira el Bell & Ross BR 01 Burning Skull, la última incorporación a la gama Talismán. 

En el año 2009 la firma Bell & Ross decidió desmarcarse de su competencia lanzando al mercado un reloj tan atrevido como diferente al resto: se trataba del primer modelo Talismán denominado BR 01 Skull. Su cuadrada caja dominada por su esfera con forma de calavera supo atraer hacia sí la atención de propios y extraños y quedó pronto convertida en una referencia en cuanto a crear un reloj de diseño alternativo. En el año 2015 una nueva edición llamada Skull Bronze se unió al modelo primigenio, quedando ahora ambos complementados con el Bell & Ross BR 01 Burning Skull. 

Ráscate el bolsillo: El DS 3 Performance de B.R.M. que cuesta 34.100 euros

Este nuevo reloj está equipado con el calibre BR-CAL.302 de tipo automático, tiene cristal de zafiro -lo cual garantiza una alta resistencia a los roces e impactos- y una hermeticidad de 100 metros. Estas características unidas al buen nombre que la firma francesa ha sabido labrarse en su breve historia -Bell & Ross nació en 1992- permiten entender la excelente calidad del Burning Skull, cuyo diseño se desmarca del de sus compañeros de colección al incorporar la calavera del fondo de su esfera en relieve además de una exquisita decoración de la caja simulando el dibujo de un complejo tatuaje. 

El Bell & Ross BR 01 Burning Skull tiene como fuente de inspiración al emblema lucido por las tropas paracaidistas estadounidenses que jugaron un papel crucial durante el desembarco de Normandía, en la Segunda Guerra Mundial: con el eslogan "Death from above" -la muerte viene desde arriba- junto a una calavera los soldados norteamericanos desplazados a una de las mayores operaciones militares de la Historia pretendían dejar claro a su enemigo su determinación en combate, así como alejar de sí a la sombra de La Parca. Hoy en día aún se sigue empleando ese mismo escudo para recordar el glorioso pasado de las divisiones implicadas en la lucha, y en él ha encontrado nuevo Burning Skull su razón de ser. 

Tan sencillo como el coche, y algo más barato que el Burning Skull: El reloj del Lada Niva

¿Te gusta? Pues deberías darte prisa, ya que se fabricará en una edición limitada a 500 ejemplares con un precio por pieza de 6.900 euros que aumentará en cuanto desaparezcan del mercado todas las unidades de la serie. Es una buena compra. Hazla. Cuesta lo mismo que un Ford Fiesta de segunda mano y es bastante más molón. 

Reloj Lada Niva (II)

Lecturas recomendadas