Pasar al contenido principal

La marihuana y el whisky de Elon Musk

¿Genio y figura...?

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Elon Musk

En el mundo occidental, donde lo polítcamente correcto choca directamente contra la originalidad natural de la persona, que Elon Musk tome whisky y fume marihuana mientras mantiene una entrevista no solo ha sido noticia sino que ha supuesto un mazazo al valor de las acciones de una de sus empresas.

El polémico empresario tiene de genio lo mismo que de irreverente y sus desafíos son constantes. Tanto a la lógica como a lo establecido. Por eso, que realice demostraciones como esta última no deja de ser una muestra más de que su ego sigue creciendo y de que parece que solo su propio autoconcepto le pondrá límites a sus acciones.

La polémica entrevista de Elon Musk

En este caso para Elon Musk fumar drogas y beber alcohol tras más de dos horas discurridas de una relajada y amena entrevista, que puedes ver en el vídeo que viene a continuación, no es más que una forma de demostrar que ir contracorriente es su forma de entender la vida. Algo que, como buen creador y revolucionario, es necesario pero intolerable desde el punto de vista de los que aseguran pensar de una forma concreta mientras actúan de manera diferente cuando nadie observa.

 

Sea como fuere, a Elon Musk se le complica la situación en Tesla ya que, antes del espectáculo nada espontáneo que llevó a cabo durante la entrevista con Joe Rogan, dos de los cargos de la empresa de los coches eléctricos por excelencia han caído y con todo ello, el valor de sus acciones, un 9 por cierto y eso que tanto fumar marihuana como tomar alcohol es legal en California, donde fue mantenida esta conversación.

Puede que a Elon Musk le interese Google Maps avisará sobre radares y controles de drogas

A esto hay que sumar que, la supuesta recapitalización que anunció el propio Elon Musk sobre Tesla, supuso una revalorización al alza inmediata en la bolsa que acabó en un revés pocas horas después de que la comisión de investigaciones bursátiles informara de un estudio sobre esta posibilidad y que supuso una recesión en el valor de los títulos de Tesla.

De hecho, las acciones ya han perdido cerca de un 20 % del valor máximo histórico cotizado. Buenos tiempos para la popularidad de Elon Musk, no tanto para sus empresas, ni para sus accionistas.

 

 

Lecturas recomendadas