Pasar al contenido principal

Espíritu del Jarama 2018: un huracán de nostalgia

Imagen de perfil de Vicente Cano
Espiritu del jarama 2018

El Espíritu del Jarama 2018, el festival de velocidad y de clásicos se ha asentado definitivamente en el programa de motor de la capital. Tras cerrar este domingo su tercera edición con un nuevo éxito de público y, sobre todo, de participación, solo queda el mal sabor de boca de lo deslucida que quedó la jornada del domingo más por culpa de su amenaza que del mal tiempo en sí. 

El huracán de nostalgia que la organización de la Escudería Targa Iberia había preparado para los asistentes casi tiene que medir sus fuerzas con un ciclón de verdad, de nombre Leslie, cuya cola pasó por Madrid la madrugada del domingo. En la jornada anterior, el paddock del circuito madrileño se atestó para ver en directo una participación de coches históricos cada vez más nutrida y de mejor nivel en este Espíritu del Jarama

Espiritu del jarama 2018
@JavyGo

Especialmente, esto se debió que coincidieron en la pista madrileña varias carreras de la Fórmula 1 Histórica y al Concurso de Elegancia que se celebraban en el Espíritu del Jarama. Por un lado, era posible contemplar desde un Talbot T6 SS de 1937 o un Maserati 250F de los 50 rodar a toda velocidad sobre el trazado y, por otro, ver a los jueces evaluar cuál será el ganador entre coches con los que la mayoría no se atreverían ni a soñar. 

Leer más El homenaje que necesita el Porsche 917

Tanto es así que, el Porsche 917K Gulf que podía verse junto a algunos de los contendientes ni siquiera participaba en el concurso y eso que, en su día, esta misma unidad se empleó para filmar la mítica película Le Mans. Al final, en la tarde del sábado se eligió un Ford GT40 de calle como el 'best of show' de entre todos los valiosos clásicos que participaban. 

Espiritu del jarama 2018

Mientras, sobre el recién asfaltado Circuito del Jarama giraban bien Fórmulas 1 contemporáneos, bien históricos previos a 1965 o los Sport Prototipos. Hubo para todos los gustos, pero desde luego los nostálgicos tenían dos citas ineludibles: la celebración de los 50 años de las diferentes copas monomarca de Renault en España -había un precioso Renault 5 GT Turbo en la exposición- y a Salvador Cañellas dar una vueltas al trazado sobre su Bultaco TSS 125, la moto con la que ganó el primer Gran Premio de Velocidad para un español, en 1968. 

Espiritu del jarama 2018

Todo ello sin olvidarse de que, al Espíritu del Jarama la mayoría del público acude en familia, así que en el paddock había actividades también para los niños, desde un tiovivo, hasta un taller de cuentacuentos, otro de pinta caras, coches de choque o actuaciones circenses. También hubo lugar para el negocio, puesto que el domingo se celebró una subasta de coches históricos organizada por el Club de Clásicos Navacerrada. 


 

Lecturas recomendadas