Pasar al contenido principal

El Mitsubishi Lancer ha resucitado... más o menos

Una adaptación muy personal de la historia.

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Mitsubishi Lancer Vilner Studio

Cuando aún nos entristece la idea de no volver a ver un coche nuevo con el nombre de Mitsubishi Lancer y menos como lo conocimos en su versión más deportiva, la Evolution, el homenaje que tratan de hacer ciertos preparadores como Vilner Studio puede doler casi más.

No te pierdas: ¿Mitsubishi Lancer o Subaru Impreza?

Con la historia de aquellos samuráis que quedaban al destino de su suerte cuando perdían al señor que defender y que eran conocidos como ronin, toman este Mitsubishi de 2011 que encarna aquel guerrero de honor que ha quedado vagando entre campos de arroz sin razón por la que luchar.

 

 

Fuente de inspiración

Con los dragones originalmente pintados por el artista Koizumi Junsaku vigilantes trasladados al techo del Mitsubishi Lancer Allroads ronin, el interior de cuero y madera evoca a las armaduras de pieles y placas duras de los samuráis.

El contraste con el exterior no deja indiferente a nadie (bueno, es que el habitáculo tampoco puede dejarte impasible).

El uso de la combinación de negro y gris para la carrocería de este Mitsubishi Lancer firmado por Vilner Studio al que se le insertan piezas en color rojo no es lo más llamativo.

La apuesta por hacer de este coche un todo camino ha hecho elegir unas llantas (también en rojo) que calzan unos neumáticos capaces de hacer que el motor de dos litros turbo de 241 CV, ejerza la tracción necesaria para desenvolverse por los caminos que el guerrero errante, el ronin, pueda encontrarse en su vagar sin rumbo fijo.

¿Sabes cuál es el Mitsubishi Lancer más rápido del mundo?

Los pasos de rueda se han sobredimensionado y se ha aplicado un tratamiento anticorrosivo, porque ya se sabe que, si algo necesita un samurái o un ronin es el metal de su espada, la única pieza que seguro podrá salvar la vida o preservar su honor, si no llega antes el momento de realizar el rito del seppuku, que no sabemos si en este caso sería casi lo mejor para este pobre Mitsubishi Lancer de Vilner Studio sin suerte.

Esperemos que este japonés errante aproveche bien la fuerza del viento y le lleve adonde alguien sepa apreciarlo ya que, deseamos que ese alerón sobre el maletero sea más efectivo que atractivo visualmente .

Y, tras este trago amargo, si eres un amante de los Mitsubishi Lancer Evo (o Evolution para ser precisos) no puedes dejar pasar el articulo que dedicamos a la saga completa.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear