El reloj de Bugatti que tiene un V16 de verdad que funciona 20 segundos

Jacob & Co. Bugatti Tourbillon

Gustavo López Sirvent

La empresa relojera Jacob & Co. ha diseñado un reloj inspirado en el Bugatti Tourbillon que incluye elementos del propio hiperdeportivo como el citado motor, los colectores de escape o el tablero de funciones. Ahora bien, prepara tu billetera porque cuesta mucho más que la hipoteca de tu casa...

Los relojes inspirados en modelos de coches son cada vez más comunes, pero hacer obras de arte como la que Jacob & Co. con Bugatti es difícil de igualar. Y es que esta compañía con sede en Nueva York es el epítome del diseño innovador y llamativo. Por eso se ha atrevido con el Bugatti Tourbillon, el nuevo hiperdeportivo del fabricante francés.

El Jacob & Co. Bugatti Tourbillon tiene un grosor de 15 mm, algo destacable si se considera la presencia del bloque autómata que tiene. Va a ser una edición limitada a 150 unidades, con un precio de 340.000 dólares cada una. Habrá otras variantes parecidas, pero no iguales, hasta alcanzar 250 piezas, que viene a ser el mismo número de ejemplares que se fabricarán del citado coche.

Si nos ceñimos al diseño y caracteristicas de este peluco vemos que la caja de titanio PVD negro del Jacob & Co. Bugatti Tourbillon, de 52 x 44 mm, tiene la forma del deportivo galo. La parrilla frontal en forma de punta de lanza está flanqueada por dos entradas de radiador laterales. Las tres están alojadas en huecos de la caja y cubiertas con una rejilla grabada con láser. 

Los lados de la esfera exhiben dos grandes aberturas de zafiro, con forma y tintadas como las ventanillas laterales del hiperdeportivo. Estas aberturas permiten asomarse al calibre JCAM55. Quizás, lo que es más alucinante de este Jacob & Co. Bugatti Tourbillon es que su movimiento tiene la misma arquitectura que el motor del coche. 

La compañía relojera creó un bloque motor en miniatura que reproduce el del propulsor V16 del increíble modelo francés. Está hecho de una pieza de zafiro transparente, así que imagina la de horas de fabricación que ha tenido (dejando de lado el coste). En ella se perforan 16 cilindros que albergan numerosos pistones, hechos con titanio de calidad suprema.

El mecanismo autómata del bloque motor puede ejecutar 20 secuencias de animación consecutivas con una sola cuerda completa. La autonomía restante se indica mediante la aguja más pequeña del contador de reserva de marcha. Los cilindros de éste se accionan por un cigüeñal de un solo eje. Jacob & Co. dice que es una de las piezas de relojería más elaboradas y delicadas jamás vistas.

Este cigüeñal ha ser recto, ligero y estar dispuesto de forma que los cilindros puedan dispararse con la secuencia adecuada. Cuando se activa el autómata, el cigüeñal gira y los 16 cilindros se mueven hacia arriba y hacia abajo. 

Para darle mayor realismo al propulsor del hiperdeportivo, el autómata tiene su propio juego de colectores de escape. Se han reunido por grupos de cuatro cilindros, los conductos de acero pulido o dorado se conectan al motor en miniatura.

Su autómata emula el nuevo bloque del motor V16 del coche, hasta sus colectores de escape. Incluso la corona de cuerda imita los acabados de los mandos de control. Las tres subesferas están cubiertas por un único cristal de zafiro, con una forma única. 

En el lado izquierdo, se encuentra el tourbillon volante de 30 segundos, el más rápido jamás fabricado por Jacob & Co. En el lado derecho, una subesfera indica la reserva de marcha del movimiento y la del autómata del bloque motor V16, algo único en la relojería contemporánea. En el centro, la subesfera de horas y minutos es casi una réplica del contador de revoluciones y velocidad. 

En el centro del tablero, el contador de horas y minutos es único y extraordinariamente complejo. Tanto la aguja de las horas como la de los minutos son retrógradas. Tras completar un arco de 270 grados, cuando terminan su propio ciclo, saltan de nuevo a cero y comienzan de nuevo. 

La escala de las horas no empieza a las 12, como las esferas habituales, sino en cero, como un contador de revoluciones. Cada 60 minutos, la aguja azul salta a la hora siguiente. En el espacio que dejan libre las agujas saltantes, entre 0 y 60 minutos, está el logotipo de Bugatti.

El movimiento y el autómata reciben cuerda de la misma corona. Con la forma de un mando de control del salpicadero del coche, esta se encuentra en el extremo inferior y funciona en ambas direcciones. El ajuste de la hora se realiza mediante un arco desplegable en el fondo de la caja.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: RelojesHiperdeportivos, Superlujo