Lincoln Continental 2017: vuelve el mito americano del lujo

El Lincoln Continental es uno de los nombres más representativos del lujo americano

El Lincoln Continental está de vuelta y llega dispuesto a recuperar el prestigio perdido en los más de diez años que ha estado fuera del mercado. Para ello, luce un aspecto que estoy convencido que gustará a los que busquen el clásico coche de lujo americano que representaba este nombre: un aspecto imponente, clásico y con un interior amplio y lujoso. Y es que el reto que tiene por delante es gigantesco: plantar cara a las berlinas de representación que llegan de Europa y Japón, es decir, al Mercedes Clase S y al Lexus LS.

El objetivo de Lincoln y de su matriz, Ford, es reconquistar a los clientes americanos que quieren conducir lujo 'made in USA'. Para ello, recurre a un diseño clásico, un tres volúmenes sin grandes alardes estéticos y cuya característica más especial son las manetas de las puertas situadas en el borde cromado de las ventanillas: un detalle único y muy interesante. Los faros con tecnología 'full LED' y una parrilla espectacular protagonizada por el emblema de Lincoln también se unen a la fiesta.

Durante su presentación en el Salón de Detroit 2016 también se pudo ver su interior, protagonizado por la calidad de materiales, la última tecnología y mucho espacio para sus afortunados ocupantes. En términos de diseño, de nuevo el riesgo es mínimo y su aspecto es 'cuadradote', por no llamarlo directamente soso, pero aquí lo importante es que los materiales y ajustes estén a la altura de lo que se espera en una berlina de este tipo.

En términos de equipamiento, el Lincoln Continental va sobrado. Los asientos son espectaculares y pueden ser ajustados en hasta 30 posiciones, incluyendo calefacción y refrigeración. Además, el interior se podrá elegir entre tres estilos distintos: Chalet, Thoroughbred y Rhapsory. El confort acústico estará asegurado gracias a cristales laminados y un sistema de control del ruido: en cuanto al sistema de audio, tal como puedes ver en las fotos, parece que podrá montar el exclusivo sistema de audio Burmeister, el mismo que utilizan marcas como Mercedes o Porsche.

Entre la lista de elementos de lujo que pueblan el interior del Lincoln Continental, está el sistema de entretenimiento SYNC 3, con un sistema de cámaras que permitirán una visión del coche de 360 grados. También cuenta con un techo panorámico de cristal que ocupa prácticamente toda la superficie superior, mientras que se espera que monte equipamiento de seguridad como el control de crucero adaptativo o el asistente de cambio involuntario de carril.

Bajo el capó, el Lincoln Continental deja atrás la clásica mecánica V8 y opta por un nuevo motor V6 biturbo de tres litros y 400 CV, con un par de 542 Nm. Según la marca, este propulsor ofrece un comportamiento muy suave y progresivo, con potencia disponible en cualquier régimen gracias a la sobrealimentación. Los consumos, aunque todavía no los han publicado, seguro que son más amables que en el enorme bloque de ocho cilindros.

Toda esta potencia se podrá enviar a las ruedas traseras o, de manera opcional, a las cuatro, con un sistema de Dynamic Torque Vectoring, capaz de enviar potencia a cada rueda en función de su nivel de tracción. Los conductores, podrán elegir entre tres modos de funcionamiento, entre confort, normal y sport, aunque el esquema de suspensiones están pensadas para dotar de un gran confort de marcha: no esperes encontrar un deportivo en el alma del Lincoln Continental.

El nuevo buque insignia de la marca premium de Ford llegará a los concesionarios estadounidenses a partir del próximo otoño y será fabricado en la planta Flat Rock Assembly Plant del Grupo Ford en Michigan.

No te lo pierdas:

Prueba Pagani Zonda LM: 700 CV y 4,6 millones de euros

El Koenigsegg Regera llega a Ginebra con 1.500 CV

Nuevo Lamborghini Centenario: exclusividad a raudales

Mansory J.S.1: el Lamborghini Aventador más salvaje

Bugatti Chiron: ¡¡1.500 CV, 420 km/h, 2,4 millones!!

Lecturas recomendadas