Pasar al contenido principal

La última pasada de Bentley: una pantalla giratoria de 150 piezas y tres caras

Imagen de perfil de Luis Guisado

Un derroche de poderío

Una marca de lujo tiene que hacer cosas de lujo. Bentley ha captado la idea a la perfección con la presentación de esta pantalla giratoria que tiene tres caras y en cada una muestra una cosa: en una hay una pantalla táctil de alta definición de 12,3 pulgadas, en otra tres relojes analógicos (con brújula, termómetro, cronómetro) y en otra un panel de madera trabajado a mano.

60 años después, Bentley deja de fabricar el motor V8 de 6,75 litros

El desarrollo que lo ha liderado Dave Rook. Ante las dudas que te pueden asaltar acerca de su fiabilidad con el paso del tiempo, Rook lo tiene claro: "Esta pieza no solo será un motivo de conversación en el futuro, sino que los frontales de madera se verán atemporales y los coleccionistas podrán mostrar orgullosos su coche en Pebble Beach o Villa d'Este dentro de 50 años".

Una pantalla giratoria con 150 piezas y dos motores

En la marca inglesa han ofrecido algunos detalles acerca de la complejidad de este componente. Por ejemplo, utiliza dos motores que son controlados por una unidad de control electrónica específica para esta tardea. En total hay 150 piezas, de las que 40 son móviles y se encargan del giro.

Despiece de la pantalla giratoria de Bentley
Tiene 150 piezas, dos motores, tres ventiladores, una ECU propia... Foto: Bentley

En el desarrollo se han topado con diversos escollos que los ingenieros han tenido que solventar con ingenio. Por ejemplo, la ECU es capaz de gestionar diversas velocidades de despliegue para solventar las fricciones de las diferentes partes o los diversos niveles de carga de la batería.

Todo el mecanismo de la pantalla giratoria de Bentley tiene una tolerancia de +/- 0,3 milímetros, lo que es una auténtica locura. Pero, si preguntas al equipo de desarrollo, lo que más les ha costado ha sido el desarrollo del sistema de cámara de marcha atrás.

Las cinco cosas que más nos han gustado tras probar el Bentley Continental GT V8

Y es que, según la normativa vigente, este sistema tiene que estar operativo en dos segundos en cuanto metes la marcha. Es decir, que independientemente del lado que esté mostrando, la pantalla tiene que estar activa en ese tiempo como mucho.

Este equipamiento solo está disponible como opción en los Flying Spur (prueba) y Continental GT y, como aseguran en la marca, el 70% de los compradores de estos coches optan por instalarla, lo que demuestra que hicieron bien en gastarse el dinero en su desarrollo.

Buscador de coches

Y además