Pasar al contenido principal

Recordemos al competidor más peculiar de las 24 horas de Spa: el Mercedes 300 SEL 6.8 AMG

Mercedes 300 SEL 6.8 AMG de las 24 Horas de Spa 1971

El segundo que eclipsó al ganador

En Bélgica, un sábado por la tarde de hace cincuenta años una gran berlina roja de cuatro puertas se encontraba en la línea de salida de las 24 Horas de Spa de 1971 entre turismos ligeros y deportivos de gran tamaño, lo que provocó las risas e incredulidad de los presentes..

"Red Pig", lo bautizaron. El "Cerdo Rojo". Todo un sedán con sus mullidas alfombrillas, asientos de cuero y un banco trasero completo. Incluso con detalles de lujo en las puertas. ¿Un Mercedes-Benz W109 de carreras? Sí: exactamente el Merdedes 300 SEL 6.8 de AMG.

Fue el predecesor del Mercedes Clase S de hoy, lo que te da una idea del descaro que tenían los ingenieros Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher cuando eligieron a una especie de autobús de lujo para darse de tortas contra los Ford Capris y BMW E9 y Alfa GTA durante 24 horas

Sin embargo, los fundadores de AMG (A de Aufrecht, M de Melcher y G de Grossaspach, su ciudad natal), sabían que estaban en algo grande. Habían preparado este Mercedes “de manera integral”.

Hambre de goma y sed de gasolina 

El V8 de 6,3 litros se amplió a unos poderosos 6,8, con lo que producía 428 CV y 600 Nm. En 1971. Con esas cifras, el AMG ofrecía un tiempo de 0 a 100 km/h de 6,1 segundos, lo que, para un coche que pesaba 1.635 kg, era más que aceptable.

Y fue este poder prodigioso lo que ayudó a empujar al SEL a los libros de récords aunque el 6.8 tenía una enorme sed de combustible... y también hambre de neumáticos, pues se los comía durante la carrera  porque era muy pesado. 

Creemos que estos son los mejores Mercedes-AMG de la historia

Sin embargo, a lo largo de las grandes y largas rectas de Spa, los pilotos Hans Heyer y Clemens Schickentanz simplemente aplastaban el acelerador contra el fondo y se dejaban llevar. 

“Afortunadamente, el vehículo se adaptaba al antiguo recorrido de Spa-Francorchamps: 14,863 kilómetros de largo y muchas rectas que se podían conducir a toda velocidad”, aseguran en AMG.

Mercedes 300 SEL 6.8 de las 24 Horas de Spa 1971 en Eau Rouge
El 300 SEL 6.8 AMG en Eau Rouge

Más que eso, fue lo suficientemente fiable y resistente como para terminar. Y es que en 1971 se retiraron más coches de los que llegaron: solo 18 pudieron ver la bandera a cuadros

El poderoso SEL terminó a solo tres vueltas del Ford Capri ganador (311 vueltas frente a 308), pilotado por Dieter Glemnser y el español Álex Soler-Roig. Por detrás, el Alfa Romeo Giulia 2000 GTAm de Facetti Hezemans acabó tercero a 19 vueltas.

Alfa Romeo Giulia GTA

Coches deportivos

Los coches deportivos nos hacen soñar despiertos: grandes prestaciones, promesa de sensaciones al volante, de una conducción sin igual. Los hay grandes, pequeños, bonitos, feos, caros y baratos. Pero todos ellos tienen en común una cosa: si merecen la pena, están aquí. ¡Sigue el link!

La victoria fue noticia y puso a AMG en el mapa: le dio a los ingenieros ímpetu para continuar y mantuvo esa esencia del SEL durante décadas: gran potencia derivada de un V8.

La pena es que el Mercedes 300 SEL 6.8 AMG ya no existe. Tras su vida deportiva se vendió y fue utilizado como plataforma de prueba de neumáticos de aviones antes de ser desechado sin ceremonias. Hoy, AMG homenajea con razón al "Cerdo Rojo" y la importancia de su victoria de 1971. Nadie se ríe ahora.

Mercedes 300 SEL 6.8 AMG 1971 junto a compañeros de carreras de otros años

Buscador de coches

Y además