Pasar al contenido principal

Los 5 coches más rápidos (y sus récords) de la historia en Pikes Peak

Sí, había muchos más pepinos que merecían estar en este post...

Imagen de perfil de Javier Prieto
Vatanen, Pikes Peak 1988

Si tu cuñado se cree un crack del volante cada vez que subís juntos un puerto de montaña, que vea algunos de los 5 coches más rápidos de la historia en Pikes Peak. Seguro que se le bajan los humos.

Pikes Peak, la gloria automovilística entre las nubes

Desde 1916, año de la primera edición de la conocida como la 'Carrera hacia las nubes', un puñado de maravillas mecánicas, guiadas por magos del motor, forman parte de la leyenda de la mítica prueba.

Para brillar en la ascensión a la gloria (automovilística) más famosa y peligrosa del mundo, se necesita la combinación perfecta entre la máquina y el hombre. Solo así, se pueden recorrer los sinuosos 19.983 metros y sus 153 curvas ¡sin arcenes ni protecciones! para coronarse a 4.201 metros de altura como el rey en la cima. 

 

 

Por cierto, recuerda que este domingo, a partir de las 16:00 horas, podrás seguir en directo la subida a Pikes Peak 2017 por internet. Allí estarán Ken Block y su Mustang Hoonicorn V2 de ¡1.400caballos!, para deleitarnos con su 'Climkhana', la subida al estilo Gymkhana, a base de drifting y goma quemada. Seguro que ese musculado Ford del ´65 está entre los coches favoritos de la 95ª edición de la Pikes Peak International Hill Climb.

 

Audi Quattro y su pareja francesa

Por méritos propios,  el Audi Quattro S1, con la francesa Michèle Mouton a los mandos, está considerado uno de los coches más rápidos de la historia en Pikes Peak. En aquel 1984, la bestia de 598 caballos, turbo y tracción integral, se tragó los casi 20 km del recorrido en Colorado Springs en apenas 12:10.380. Pero además, su 'conductora' se convirtió en el primer piloto europeo y primera mujer que ganaba en la famosa cima.

 

 

El Quattro S1, recién retirado del Mundial de Rallys, se adaptó como anillo al dedo al estilo de conducción de la rapidísima joven y a la orografía del terreno. En definitiva, formaron un matrimonio de éxito y muy compenetrado.

 

El 405 y Vatanen, dos mitos en la cima

La espectacular actuación del Peugeot 405 Turbo 16 y del Campeón del Mundo de Rallyes (1981) Ari Vatanen en Pikes Peak 1988, permanece en la memoria de los aficionados. Lo que protagonizaron este 'dúo dinámico' del Motorsport fue un auténtico vals entre pistas, no de baile, sino de arena y precipicios.

 

 

Muy poquitas veces hemos asistido a una lección magistral de contravolantes, derrapes y maestría sobre cuatro ruedas como aquel inolvidable día. ¡Qué forma de jugar con los límites de la pista! No te pierdas el vídeo, y sobre todo, las secuencias en las que el finés volador maneja el volante con la mano izquierda, mientras con la derecha protege sus ojos del sol que le pega de lleno. In-su-pe-ra-ble. Para nosotros, el 405 Turbo 16 forma parte del Olimpo de los coches más rápidos de la historia en Pikes Peak. ¿Tú opinas lo mismo?

 

Suzuki SX4 y un 'kamikaze' nipón

Cuando nos referimos a los coches más rápidos de la historia en Pikes Peak, siempre nos vienen a la mente los Suzuki de Nobuhiro 'Monster' Tajima. No en vano, esa montura ha reinado entre 2006 y 2011 en las cumbres de la velocidad. El SX4 con el que cerró esos seis años de dominio japonés, era un auténtico pepino.

 

 

Sus 878 purasangre más el turbo, le permitieron romper la barrera de los 10 minutos (9:51.278). No hay mejor broche de oro a una etapa de tiranía deportiva tan 'monstruosa'. Menudo fenómeno estaba hecho el amigo Nobuhiro. Tenía dinamita en sus manos.

 

Peugeot 208 T16 y Loeb, un récord galáctico

Veinticinco años después del mítico triunfo de Ari Vatanen y Peugeot en 1988, la marca del león decidió festejarlo con una nueva gesta en las laderas de Colorado Springs. En esta ocasión, los protas fueron un 208 T16 especialmente desarrollado para la ocasión  y el 9 veces ganador del Mundial de Rallys francés Sebastian Loeb. Y vistos los resultados, aquello fue un gran homenaje automovilístico.

 

 

Los 875 jacos del pequeño misil y el talento de su 'chófer' galos pulverizaron todos los registros con un tiempazo de 8:13.878. El 208, con una relación peso/potencia 1:1, sigue siendo a día de hoy uno de los coches más rápidos en Pikes Peak. ¿Sabías que casi cuatro años después todavía nadie ha mejorado la marca? Quizás mañana en la 95 edición, las cosas cambien. 

 

eO PP03m, primer triunfo eléctrico

Desde 2015, el eO PP03 puede catalogarse como uno de los coches más rápidos de la historia en Pikes Peak. Así lo demuestra su éxito de 2015, el primero de una mecánica cien por cien eléctrica en la categoría absoluta.

 

 

Esta claro que los ¡1.368 CV! que domó con maestría Rhys Millen, fueror suficientes para tocar el cielo con unos estratosféricos 9:07.222. Toda una gesta teniendo en cuenta la complejidad técnica del vehículo.

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas