Pasar al contenido principal

Brutal choque frontal de un Lamborghini Huracán en Laguna Seca

'Motorsport can be dangerous'

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Huracán Laguna

Como se dice en el ambiente de la competición 'Motorsport can be dangerous' y el accidente de Sheena Monk deja patente que no hay categoría pequeña ni medida de seguridad que sobre. Las carreras del campeonato estadounidense IMSA son espectaculares, tanto las principales como las de soporte dejan lugar a batallas épicas pero también escalofriantes accidentes.

El durísimo accidente ocurrió durante la carrera del la categoría Lamborghini Super Trofeo North America, una especialidad donde los pilotos de la copa monomarca de la Squadra Corse de Lamborghini se baten entre sí, cuando la piloto se fue de frente en el mítico sacacorchos chocando frontal e inexorablemente contra las protecciones de la curva.

En un principio se especuló con un problema de frenos en su Lamborghini Huracán pero, según Lamborghini, tras la inspección posterior al accidente y la telemetría del coche, parece que todo funcionó perfectamente y se pudo deber a un fallo de Monk.

 

Sheena Monk despierta y estable

Tras la extracción del interior de su coche, la primera evaluación fue que Monk se encontraba consciente y fue trasladada al hospital donde ingresó 'despierta y estable'. Poco después, tanto desde la organización como desde su equipo, Wayne Taylor Racing, como Lamborghini, se informó que se encuentra fuera de peligro.

No se han indicado las repercusiones del accidente, parece ser que Sheena Monk podría sufrir una fractura de brazo pero no ha trascendido dicha información.

La propia Monk ha declarado, a través del perfil de Facebook de Wayne Taylor Racing, estar muy agradecida al equipo, a las medidas de seguridad del coche, del circuito, a las personas que intervinieron en su evacuación y tratamiento médico, así como a los fans por sus mensajes de apoyo.

Además asegura que 'Debo analizar lo que pasó en mi accidente de ayer pero estoy extremadamente agradecida a las medidas de seguridad y a la resistencia del Lamborghini'.

El Lamborghini Huracán de Sheena Monk

Huracán Laguna

El vehículo que se utiliza en el campeonato  Super Trofeo es el Lamborghini Huracán EVO, un coche de carreras que parte del modelo de calle. Para ello usa el bloque V10 de 5.4 litros que eroga hasta 620 CV a 8.250 rpm de tracción posterior con todas las medidas de seguridad exigidas como barras antivuelco, arneses de seis puntos de sujeción, extinción antiincendio, etc. que, en situaciones como el accidente de Sheena Monk quedan más que justificados.

Tienes información sobre el Huracán de serie en nuestra sección de fichas

Lecturas recomendadas