Así suena el impresionante Mazda 787B que ganó Le Mans hace 25 años

El estruendo del motor del Mazda 787B es uno de los más gloriosos que se han oído en el circuito de La Sarthe. Sí, sí, pon a tope el volumen incluso aunque estés en la oficina.

Cuatro de la tarde del 23 de junio de 1991, la bandera a cuadros ondea en la meta de las 24 Horas de Le Mans. El vehículo que aúlla victorioso es el que puedes ver en la galería de imágenes, donde también encontrarás el vídeo. Se trata del Mazda 787B, el coche que ha convertido a Mazda en el primer y único fabricante japonés que ha ganado la legendaria carrera de resistencia (algo que por los pelos no ha logrado ayer Toyota en las 24 Horas de Le Mans 2016).

No te pierdas: Lo más curioso que hemos visto en Le Mans

Cómo no, tal y como ocurre en cada Le Mans, la victoria no estaba asegurada en ningún momento. Tras 21 horas de lucha a cara de perro con Mercedes-Benz y Jaguar, y con tres horas de sufrimiento aún por delante, Johnny Herbert se hacía con el liderato de la carrera por primera vez... Y ya no se rendiría hasta el final. Más tarde, los 250.000 espectadores presentes eran testigos del triunfo del monstruoso Mazda 787B con su motor rotativo.

Lecturas recomendadas