Pasar al contenido principal

Los circuitos míticos de la F1 (Parte I): Silverstone, allí empezó todo

Silverstone, el autódromo británico donde se disputó la primera carrera de F1. Historia, leyenda y tradición se dan la mano en él. Sobran más presentaciones.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Hoy te proponemos un emocionante viaje por los circuitos míticos de la F1, esos que atesoran la esencia de la competición. Y, como no podía ser de otra manera, arrancamos nuestro trayecto en Silverstone, el decano de todos ellos. En las siguientes entregas nos ocuparemos, entre otros, de Mónaco, Spa-Francorchamps y Monza. 

Como sabes, en el país del fish & chips, los Beatles y la cerveza servida a temperatura ambiente -algo que debería estar prohibido-, desde que reinaba Carolo tienen una pasión flipante por el motor.

Allí las carreras de coches son casi una religión y el Circuito de Silverstone, su templo sagrado. No hay duda de que en él, los grandes pilotos de la especialidad han escrito algunas de las páginas más hermosas de la F1. 

La historia, la leyenda y la pasión de sus espectadores son las señas de identidad de esta mágica pista, la más veterana del Gran Circo.

Recuerda que en ese terreno situado entre los condados de Northamptonshire, Buckinghamshire y Silverstone, se disputó la primera prueba de F1. Si te molan las cuatro ruedas, debes visitarlo al menos una vez en la vida. Abróchate el cinturón que arrancamos.  Ah, y no te pierdas la galería de vídeos, es a-lu-ci-nan-te.   

Orígenes militares de Silverstone 

Como consecuencia de la II Guerra Mundial, la mayor parte de las infraestructuras urbanísticas del Reino Unido -incluyendo los trazados de Donington Park y Brooklands- quedaron destruidas.

A pesar de ello, los británicos no estaban dispuestos a quedarse sin una de sus aficiones favoritas: las competiciones automovilísticas.

Y rápidamente se pusieron a buscar y encontrar un nuevo emplazamiento donde disputarlas: las pistas de un antiguo aeródromo militar que había servido de base a los bombarderos de la RAF (Royal Air Force) en la citada contienda bélica. (Bajo estas líneas tienes una imagen que lo ilustra).

 

Silverstone RAF

 

Sus largas rectas con la tradicional configuración entrelazada eran (más o menos) ideales para ver en acción a sus ases de la velocidad.

Pues fue dicho y hecho porque a partir de 1947 el olor a queroseno y el sonido de los aviones dejaron paso al aroma de la gasolina y a la sinfonía de los cilindros.    

Inauguración real

Tres años más tarde, concretamente el 13 de mayo de 1950, el Circuito de Silverstone albergó la primera carrera de F1 de la historia, el GP de Gran Bretaña.  

Fue todo un acontecimiento al que no faltó lo más selecto de la sociedad british. Tanto es así que el entonces monarca de Inglaterra, Jorge VI,  así como sus dos hijas, Isabel II, la actual y eterna reina de la nación de la ginebra, y su hermana, la princesa Margarita, se dejaron caer por el evento deportivo.

 

KING GEORGE VI

 

La prueba, que curiosamente se celebró en sábado, fue ganada por Giuseppe Antonio “Nino” Farina al volante de un Alfa Romeo 158.

El corredor italiano que invirtió dos horas y trece minutos en completar las 58 vueltas establecidas, llegó a la meta con 2,6 segundos de ventaja sobre su compañero de equipo Luigi Fagioli. 

Remodelaciones del trazado

En 1954 se varió por primera vez el perfil de Silverstone, el cual continúa siendo la base del actual. No obstante, con el paso del tiempo se acometieron numerosas modificaciones, sobre todo para reducir las altísimas velocidades que en él se alcanzaban.

Entre ellas destacan las remodelaciones integrales que se efectuaron en 1991 y en 2010-2011. En la primera de ellas, la zona de Becketts pasó a estar dibujada por una S, convirtiéndose en uno de los sectores míticos del Mundial de F1. Asimismo se sumó una chicane en Club y justo antes de llegar al sector de Woodcote se incorporó una zona con varias curvas de baja velocidad.

 

Maggots-Becketts Silverstone

 

En la segunda obra se agregó una enlazada de giros rápidos (Arena) que parte de la remozada curva Abbey. Y además fuera del asfalto también se acometieron importantes cambios. Se varió la ubicación de la línea de meta y junto a ellos se construyó un espectacular edifico conocido como Silver Wing, actual icono del recinto.

 

Silver Wing

 

La zona inferior de esta singular construcción alberga los nuevos boxes y la superior cuenta con unas magníficas vistas a la recta de salida. Asimismo, en su interior dispone de un espacio multifuncional. 

Lo más característico del Silver Wing es su cubierta de líneas rectas que trazan formas irregulares, se supone que evocando la velocidad. La verdad es que hay que echarle mucha imaginación para pensar en esa metáfora contemplando su espectacular arquitectura.

 

Cifras y curiosidades de Silverstone

Si eres un friki de los datos y las estadísticas como nosotros, ahí va una ración doble.

De las 50 ediciones del GP de Gran Bretaña de F1 que se han disputado en Silverstone, dieciocho victorias se las han apuntado pilotos de la tierra.

La lista completa de ganadores autóctonos está compuesta por Peter Collins (1958), Jim Clarck (1963, 65, 67), Jackie Stewart (1969), James Hunt (1977), John Watson (1981), Nigel Mansell (1987, 91, 92), Damon Hill (1994), Johnny Herbert (1995), David Coulthard (1999, 2000) y Lewis Hamilton (2008, 14, 15 y 16).

 

 

A nivel global, un tal Alain Prost, es el corredor que más veces ha ganado en Silverstone, cinco en total. A una victoria de igualarle está Lewis Hamilton, el corredor en activo más triunfador en dicho asfalto.

Además, ¿sabías que el 44 de Mercedes es el único en haber subido tres veces seguidas a lo más alto del podio? 

 

 

Siguiendo con las curiosidades, el argentino José Froilán González inauguró el palmarés de la escudería Ferrari en la F1 en el GP de Gran Bretaña 1951.

Otro de los momentos más bonitos en la historia de Silvertone fue en la cita de 1987. Nigel Mansell protagonizó una de las mejores carreras de todos los tiempos.

 

 

El bigotón de Worcestershire batió el récord de la pista varias veces hasta dar caza y superar a su compañero Nelson Piquet con uno de los mejores adelantamientos de todos los tiempos. Fue una victoria épica que produjo la invasión de los aficionados que querían festejar le gesta con su héroe nacional.

Para finalizar, te diremos que el trazado actual tiene, además de dieciocho curvas, una extensión de 5.891 metros que lo convierten en el tercero más largo del Mundial, por detrás de Spa-Francorchamps (Bélgica) y Bakú (Azerbayán).

 

 

Lecturas recomendadas