Las propiedades de Bernie Ecclestone, el Tío Gilito de la F1

Casoplones por medio mundo, aviones privados, yates de lujo y colecciones de coches. Esas son algunas de las propiedades de Bernie Ecclestone, quién tiene el dinero y dos hijas por castigo.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Como podéis comprobar, el dueño de la F1 está de moda en Top Gear, éste es su mes. Hoy toca hablarte de las propiedades de Bernie Ecclestone. Aunque antes de este tema fue el secuestro de su suegra y de la liberación de ese familiar que hizo honor a su nombre, Aparecida. Y más tarde, le tocó el turno a la detención del captor, el expiloto del helicóptero del magnate . Tampoco nos olvidamos de las 7 reglas absurdas que la F1 impuso y eliminó. Y por si fuera poco, también os hemos ofrecido la colección de coches de Bernie Ecclestone.   

Insisto, hoy continuamos con las propiedades de Bernie Ecclestone.

Como todo el mundo sabe, Bernard Charles Ecclestone  es el patrón -así le llaman dentro del paddock- de la F1. Dueño absoluto del tinglado del Gran Circo, acumula, además de jóvenes esposas y frases impresentables, una fortuna de unos 4.200 millones de dólares. Según Forbes, ocupa el puesto nº 527 de los hombres más acaudalados del planeta... y de los más secos. Y claro, cuando tienes ese pastizal, aunque seas tan agarrado como Bernie, en algo te lo tienes que gastar.

El octogenario inglés que es muy huraño, pero no tonto, cuenta con una extensa lista de bienes muebles e inmuebles. Al estilo del monarca Luis XIV, el sol no se pone jamás en sus dominios, repartidos por medio mundo. Y como no es cuestión de provocarte una depresión, te vamos a enumerar unas poquitas de sus humildes propiedades.

Su refugio de montaña

En la idílica y pijísima localidad alpina de Gstaad (Suiza) Bernie cuenta con un espectacular chalet conocido como Le Lion. Evidentemente está situado en una zona muy exclusiva. Te ahorraremos el sufrimiento de los detalles de la cabañita de invierno. Por eso, solo te diremos que su valor estimado ronda los 23 millones de libras esterlinas. Ese es el precio por tener de vecinos al director de cine Roman Polanski o al diseñador de moda Valentino. Allí se casó Berni cuando era un pipiolo de 81 años con Fabiana, su actual esposa brasileña. Ella apenas tiene 45 años menos que él. El valor estimado del pedrusco de compromiso que lucía la enamoradísima novia, ascendía a unas 100.000 libras esterlinas. 

Y, ¿cómo será su pisito habitual cuando el matrimonio Ecclestone pasa las navidades en una choza de 23 kilazos?  Pues, imagínate, ¡una pasada!

Para ir abriendo boca, te informamos de que el yayo británico vendió por 57 millones de libras un palacete londinense que poseía en Kensington Park Gardens. La propiedad -mansión- cuenta con 15 ostentosas habitaciones y un baño turco con el mismo tipo de mármol empleado en la construcción del ¡Taj Majal!

Según comentan el famoso octogenario también dispone de otros pequeños apartamentos repartidos por el barrio de Chelsea en Londres. Así está cerca de las oficinas de su empresa.

Casoplón en Los Ángeles

Para el final de la sección viviendas, te hemos dejado una que está fuera de concurso. Tito Bernie le compró una a su hija Petra en Los Ángeles (USA). La casita en cuestión costó 150 milloncejos de dólares y había pertenecido al famoso productor Aaron Spelling. La modesta propiedad conocida como The Manor, se encuentra en Holmby Hill, entre Beverly Hills y Bel Air.  El inmueble que ocupa 5.250 metros cuadrados, alberga 123 habitaciones, incluyendo un ático de 1.519 metros cuadrados. Evidentemente entre las estancias no podían faltar una peluquería, una bolera, un jardín cubierto, una bodega, una sala de degustación y otra ¡para envolver regalos

 Ah, se nos olvidaba, y un pequeño garaje con 100 plazas de aparcamiento. Si cuando llames al timbre de la casa te abren la puerta, no te olvides de admirar la escalinata doble del recibidor al estilo 'Lo que el viento se llevó'.

Garaje de oro

Y si lo que has leído hasta ahora te parece un despilfarro, agárrate con lo que viene a continuación. El mandamás de la F1 cuenta con una mega colección de coches que es su ojito derecho; el izquierdo lo ocupan sus caprichosas hijas. En realidad, podríamos hablar de un auténtico museo porque acumula algunos de los bólidos más representativos de la F1 y vehículos de calle que son piezas únicas

Entre los caprichos de 4 ruedas de Ecclestone destacan un Brabham BT46B de 1978; un Auto Union C Type y un Mercedes-Benz W125, ambos de 1937; un Ferrari 312 de 1966; un Connaught B-Type de 1955; un Vanwall de 1956 y un Ferrari 312T3 de 1977. Esta es una pequeña selección de sus monoplazas más representativos. La historia de la competición del motor está encerrada en los garajes de Bernie, incluyendo algunos de los monoplazas más feos de la Historia.

En cuanto a los coches urbanos, sentimos decirte que no disponemos de espacio suficiente en toda la revista para enumerarlos. Prometemos dedicarle un capítulo más adelante. Solo te avanzamos que incluso el Lancia Astura Lung, cedido por Benito Mussolini a Adolf Hitler cuando este visitó Italia en 1938, llegó a ser propiedad de Ecclestone. Y ahí lo dejamos. 

Lujo flotante

El Tío Gilito de la F1 está hecho todo un lobo de mar. Por eso, es habitual verle navegar en el Petara, nombre resultante de unir las letras de sus hijas Petra y Tamara. El suntuoso yate, que casi parece un trasatlántico, tiene 176 pies de eslora. Durante el verano, el matrimonio Ecclestone suele pasearse por la costa dálmata y atracar en alguna de sus islitas, como Hvar. Allí se le ha visto varias veces. El pobre Bernie no encuentra la forma de disimular el pedazo de barco que lleva cada vez que tiene que atracar en algún puerto.

La embarcación está equipada con 6 camarotes de lujo con capacidad para 12 personas. Además, tiene otros compartimentos reservados para 11 miembros de la tripulación. Los materiales más caros inundan los espacios interiores de la nave. Maderas nobles, mármoles, etc. No le falta ningún detalle ni ninguna comodidad. En definitiva, un palacio flotante. Si te animas a comprarte uno de estos juguetitos oceánicos ponte en contacto con la empresa Dubois Naval Architects. Seguro que están encantados de hacerte un presupuesto. 

En Top Gear no queremos ser sádicos. Pero te recomendamos que eches un vistazo al Sea Force One, un yate deportivo y muy glamuroso de 150 millones de dólares, que disfrutan sus hijas Tamara y Petra. 

Caprichos aéreos

El tráfico suele estar fatal en el centro de las ciudades. ¿Qué hace Bernie para evitarlo? ¿Utilizar el transporte público? Nooooo. Toma su helicóptero privado y se desplaza en un periquete para llegar a tiempo a una de sus múltiples reuniones. Por cierto, cuidado con los pilotos de estas aeronaves.

¿Y cuándo las distancias son mayores? Tampoco hay problema. Se sube a su jet Avro RJ70 de la British Aerospace Company, y viaja de Londres a Dubai en un pis-pas. Y todo arreglado. Porque el jerarca de la F1 a pesar de tener casi 85 años está presente en todos los grandes premios de la temporada. Sí, sí, ya lo sé. Este avioncito no es para tanto. Te contamos que antes disponía de uno mayor, pero tenía problemas de espacio en el aeropuerto de Biggin Hill donde operaba. Y tuvo que reemplazarlo por el actual modelo. ¡Pobre Bernie! Los ricos también lloran...pero menos.

 Por cierto, tras esta saturación de lujo, glamour, derroche y ostentación materialista, este humilde redactor se marcha a coger el metro. ¡Qué dura es la vida!

 

 

Lecturas recomendadas