Pasar al contenido principal

¿Qué son esas parrillas de 'barbacoa' que montan los coches de F1?

No, no se emplean para freír chuletas

Imagen de perfil de Javier Prieto
Parrillas sensores Pititi y sondas tipo Kiel

Posiblemente, te habrás dado cuenta de que los coches de F1 2018 que ruedan estos días en los test de pretemporada en Barcelona, llevan instaladas unas 'parrillas metálicas'.

Dónde ver la Fórmula 1 en directo

¿Sabes para qué sirven? En realidad estos armatostes están compuestos por un armazón metálico que contiene unos sensores llamados Pitot. Su función consiste en analizar el comportamiento aerodinámico del monoplaza, concretamente en la zona donde se instalan. Están compuestos por un grupo de sondas Kiel y se encargan de crear un mapa que dibuja el camino del flujo de aire que 'atraviesa' esas parrillas de sensores. 

 

Más Pitot

 

Vamos que se ve por dónde y cómo las atraviesa el aire. De este modo se puede comprender mejor las reacciones del bólido y evaluar la eficiencia de sus apéndices aerodinámicos. Pero lo más importante es que con el artilugio se puede medir la velocidad en un punto determinado de la corriente de aire, calculando la presión que ejerce el viento sobre el coche.

 

Parrillada Pitot en parte trasera

 

Es habitual ver estas parrillas de sensores instaladas detrás de las ruedas delanteras para estudiar la corriente que allí se genera y comprobar la labor desarrollada por el ala anterior. Tampoco es extraño que se monten por detrás del alerón delantero o el difusor y delante del ala trasera. Ya sabes la importancia que esto tiene en el rendimiento de las máquinas. 

Imagenes: Twitter Oficial Formula One.

Lecturas recomendadas