Pasar al contenido principal

Cinema Vehicles: entramos en el universo de los coches de las películas

Desde Capitán América hasta Transformers, si quieres un coche de película, necesitas visitar Cinema Vehicles.

¿Alguna vez te has preguntado de dónde salen los coches de las películas? Si tu respuesta es afirmativa, enhorabuena, hoy te voy a enseñar el lugar donde nacen estos actores de cuatro ruedas. A veces, actores secundarios sin importancia, en otras ocasiones, estrellas de cine casi tan importantes como los actores de carne y hueso. Viajamos hasta Los Ángeles para conocer a la empresa Cinema Vehicles, un auténtico hotel de estrellas de cine.

No te lo pierdas: coches de películas en el Salón de París, ¿los reconoces?

En un recóndito descampado al norte de Hollywood se encuentra el universo de Cinema Vehicles, un lugar de peregrinación para los seguidores de los coches que han aparecido en películas. Nació de la mano de un empresario llamado Ray Claridge en 1975 y es el lugar favorito donde directores y productores acuden cuando necesitan vehículos para sus películas. Cualquier tipo de vehículo. Es el mayor distribuidor de coches para películas, televisión y para la industria del entretenimiento en EEUU.

De paso, ha conseguido enviar coches al estrellato cinematográfico: ¿sabes de dónde salió el Ford Mustang Eleanor de ’60 segundos’? Sí, de Cinema Vehicles. También ha proporcionado vehículos de todo tipo a películas como Terminator, Austin Powers o los remakes de Starsky Hutch. ¿Sabes de donde salieron los Mini en ‘The Italian Job’? Premio. También se encarga de proporcionar los coches de Fast and Furious, que no son pocos ni baratos.

Jim Boysen, responsable del lucrativo negocio de los coches de las películas, nos explica: “Estamos aquí para trabajar codo con codo con la industria del cine y la televisión para proporcionar, fabricar o crear cualquier cosa que se mueva y les resulte interesante. Tenemos, además, un catálogo de coches con más de 600 vehículos listos para ser alquilados por las productoras: si no lo tenemos, lo conseguimos sea como sea, si hace falta, lo construimos en exclusiva para la película.”

 

 

No bromea. Cinema Vehicles no es uno de los mejores servicios de alquiler de coches que existen, es mucho más que eso. Cuenta con un taller de modificaciones, una planta industrial de pintura, un departamento de diseño gráfico, especialistas en vinilos, un fabricante a medida de cristal o un departamento específico para modificar interiores al gusto de los clientes. Todo lo que te puedas imaginar puede ocurrir en este espacio. 

Por ejemplo: ¿necesitas 50 Ford Crown Victoria de Policía? No hay problema: Cinema Vehicles recorrerá todas las tiendas de vehículos policiales, subastas y buscará hasta debajo de las piedras los modelos que necesites. Los repintará, les colocará todo el equipamiento necesario y te los pondrá en el set de rodaje en cualquier parte del mundo. Sí, también se dedican al transporte logístico. 

No te los pierdas: los coches baratos de los famosos de Hollywood

Una de las patas fundamentales del negocio es la modificaciones de muchos coches para poder lucir palmito en las películas. Ya no solo desde un punto de vista estético, sino también técnico: los preparan para recibir explosiones o para poder saltar y chocar de la misma manera que imagina el productor o director. Otro de los departamentos especiales de Cinema Vehicles es el dedicado al control remoto, importante en según qué escenas: por ejemplo, mientras los actores están pensando en el guión, profesionales pueden conducir el coche desde la distancia o simplemente desde el techo.

Otro departamento se encarga de modificar los coches baratos en vehículos exclusivos de super lujo. Por ejemplo: ¿recuerdas el Rolls-Royce Phantom de 1935 que Nicolas Cage utilizó en ‘El Aprendiz de brujo? No era más que un Chevrolet Silverado modificado por Cinema Vehicles para esta película. Un trabajo en el que la creatividad parece fundamental para poder llevar a cabo los caprichos más locos.

 

 

Pero lo que hace absolutamente especial a esta empresa y a esta industria es la pasión que ponen en los pequeños detalles, esos detalles que pueden ser los responsables de arruinar una película. Estoy delante del Mercedes W108 Convertible de la película ‘Resacón en Las Vegas’ y en otra sala descubro su modelo gemelo. No solamente es un coche similar, o parecido, para que no se vean muchas diferencias en la película. Pero qué va Es absolutamente exacto, mismos asientos, mismos detalles: no eres capaz de encontrar diferencias. El nivel de detalle es absolutamente sorprendente.

Un paseo por el gigantesco parking de Cinema Vehicles es el paraíso para un ‘petrolhead’ o para un ‘cinéfilo’. Si eres de las dos cosas, probablemente no quieras salir jamás de ese lugar. Todo está rodeado de coches con historia, con detalles únicos que te recordarán algunas de las películas más importantes de todos los tiempos. te puedes encontrar en un lado un raro Honda Civic de primera generación y al lado un monstruoso todo terreno con llantas de 28 pulgadas y blindado hasta los dientes. 

El stock de coches va cambiando constantemente, comprando y desechando en unos de los trabajos más interesantes que puede haber. ¿No te parece? En esta empresa de alquiler de coches, un Ferrari o un deportivo de ensueño no es el coche más deseado, aquí puede ser el rey un pick-up azul suficientemente desgastado como para convencer a la audiencia de la autenticidad de la ficción. El objetivo de Cinema Vehicles es que no repares en los coches de la película. El objetivo es que todo parezca tan real como la vida misma. La misma esencia del cine. ¡Qué pasada de lugar!

Lecturas recomendadas