Pasar al contenido principal

Fallece el diseñador del Opel Calibra: ¡así fue su obra!

Erhard Schnell se merece unas líneas...  

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Opel Calibra

Puede que jamás hayas pensado en el diseñador del Opel Calibra. Si lo has hecho, te mereces un gran aplauso. Se llamaba Erhard Schnell y ha fallecido a la edad de 92 años. Ha tenido, por tanto, una larga vida en la que ha podido disfrutar de ver cómo miles de personas sucumbían a los encantos de su creación. 

No te pierdas: ¿Tuvo el Opel Speedster el éxito que se merecía?

Nosotros nos queremos unir a los reconocimientos y dedicar unas líneas a hablar del Opel Calibra, el “coche favorito” de este diseñador de automóviles; desde luego, estaba claro que Schnell lo llevaba en sus venas. Su apellido se traduce al español del alemán como ‘rápido’. Qué ironías, ¿verdad?

En su trabajo no estuvo solo, sino acompañado del estadounidense Wayne Cherry y juntos crearon el (en su momento) coche de producción en masa más aerodinámicamente eficiente del mundo, con un coeficiente de 0,26 Cx. Al menos en la versión de 2 litros y 8 válvulas… que no era precisamente la más demandada. La de 16 válvulas, se queda con Cx de 0,29. 

 

Opel Calibra aerodinámica

 

Pero, ¿era este el motivo por el que Schnell lo consideraba su coche favorito? Realmente, no. Era algo más espiritual, digamos: el hecho de haber tenido “completa libertad con el diseño” (por cierto, también estuvo detrás del Opel GT). 

 

¿Era realmente tan rápido el Calibra como el apellido de Erhard?

Bueno, depende. El Opel Calibra Turbo 4x4 era el más rápido de todos estos coches deportivos… básicamente porque tenía un turbo y tracción total. Ofrecía en torno a 200 CV y completaba el 0 a 100 km/h en aproximadamente 6 segundos. Lo que pasa es que la transmisión no era capaz realmente de gestionar correctamente toda la potencia. 

A parte del Turbo, todos los demás modelos fueron tracción delantera y aunque sus motores (tuvo incluso un V6 de 2.5 litros y 167 CV) respondían bien, su chasis no era realmente bueno. Tampoco la calidad de los materiales interiores, aunque era muy espacioso para llevar a cuatro personas con relativo confort. 

 

Opel Calibra ITC 1996

 

¿Ya no lo encuentras tan especial? Bueno, hubo un Opel Calibra DTM, lo cual ya de por sí le da bastante caché e incluso ganó el Campeonato Internacional de Turismos (ITC) de 1996. (el que puedes ver en la foto que te muestro sobre estas líneas). Y la verdad es que preparado de esta forma se veía también muy atractivo. 

Al menos, esperamos que Erhard Schnell se fuera sabiendo que la gente apreciaba mucho su trabajo de diseño, porque así fue. ¡Buen viaje, Señor! 

Y además