Pasar al contenido principal

Este gasolinero es nuestro héroe del mes. ¡apaga un cigarrillo con un extintor!

¡Genio y figura!

Fumar en una gasolinera te puede salir muy caro, especialmente si nos lees desde Bulgaria. Fuera coñas: fumar en una gasolinera es una imprudencia tremenda: se puede producir una deflagración por los gases generados por los combustibles y salir todos por los aires. Por eso el gasolinero de esta gasolinera no dudó ni un instante en actuar ante la pasividad y la tontería de un chaval que poca intención tenía de hacer caso a las normas.

Te interesa: cinco coches con los que pasarás el día en la gasolinera

Hay que aplaudirle, sin más. ¿No quieres hacer caso a las normas básicas de seguridad? Pues toma. El hombre de la gasolinera no duda en buscar el extintor y metérselo en toda la boca. Dejando a él, a su cigarro y a buena parte del Opel Astra de su amigo, hecho un Cristo. Acción, reacción, ¡bravo!

 

 

Y es que poner gasolina con un cigarro en la mano es una de las cosas más peligrosas que puedes realizar cerca de un coche: ¡más incluso que una persecución con un Audi RS6! Lo interesante es que la reacción del joven y de sus amigos tampoco parece demasiado grave: si alguien te hunde en polvo de extintor de buenas a primeras lo más normal es reaccionar de manera ‘agresiva’. Pero este joven creo que ha aprendido la lección de manera clarividente y lo único que pudo realizar es resignarse. Sinceramente, no creo que este tipo vuelva a fumar en una gasolinera y esa ya es una batalla ganada por nuestro héroe del mes. ¡Un aplauso, por favor!

Y además