Pasar al contenido principal

Nueva ley de Tráfico 2018: menor velocidad máxima y retiradas en el acto

Pero la velocidad puede subir...

Imagen de perfil de Luis Guisado
Velocidad

La nueva ley de Tráfico de 2018 intentará ponerles las cosas más fáciles a los conductores 'buenos', mientras que para los que incumplen con las normas la situación se va a empeorar. Según el director general de la DGT, esperan que el resto de actores implicados estén de acuerdo, algo que aparentemente han conseguido. 

Por ejemplo, una de las medidas 'estrella' de la nueva ley de Tráfico (aunque quizá no es la más contundente), es la de rebajar la velocidad en carreteras secundarias para poner en todas la misma genérica y así facilitarnos las cosas a los conductores, que en ocasiones tenemos que mirar el arcén para decidir si tiene un metro y medio o más y escoger la velocidad: 90 o 100.

Cambios de la nueva Ley de Tráfico para 2018

Aunque es de suponer que la nueva ley traiga cambios menores que pasen desapercibidos, estos son los cinco puntos en los que se va a incidir. En resumen, más contundencia con las drogas y adaptación a los nuevos tiempos.

Bajada de velocidad en secundarias

Ahora la velocidad máxima en carreteras secundarias es de 90 km/h si el arcén tiene menos de 1,5 metros y de 100 km/h si este tiene 1,5 o más. La dificultad está en saber interpretar la anchura de esta parte de la vía. Por eso, desde la DGT pretenden poner una velocidad máxima genérica de 90 km/h. De paso, conviene recordar que el 77 por ciento de los accidentes ocurren en este tipo de vías.

Echa un vistazo a las multas de velocidad para 2018

Eso sí: el director de la DGT dice que van a dejar vía libre a los titulares de cada vía de escoger la máxima que estimen oportuno, por lo que sí que existirán tramos de 100 (es de suponer que convenientemente identificados). Según Serrano, la idea es facilitar la vida a los conductores, que sabrán que lo normal será ir a 90. También la de adaptarse a las vías en buen estado: muchas veces "el usuario ve que la vía está en buenas condiciones y no entiende que una velocidad baja, y al revés". 

Multas de velocidad 2018

A por los reincidentes en alcohol y drogas en la nueva Ley de Tráfico

Este es uno de los puntos donde se prevé una actuación más contundente. En 2018 quieren que a los conductores que den positivo en alcohol y drogas dos veces en un mismo año se les retire el permiso de conducir de inmediato, que no recuperen los puntos del carnet y que tengan que pasar un examen médico antes de volver a ponerse al volante (con la licencia renovada, claro).

Si la Guardia Civil te da el alto, haz esto

Radares y minirradares

Otro de los campos más mediáticos que la nueva ley de Tráfico prevé para 2018 es la de utilización de los nuevos radares y minirradares de la DGT, así como la utilización de drones capaces de detectar excesos de velocidad desde el aire.

Aparte, también tienen previsto instalar más radares de tramo e incrementar los controles móviles de velocidad.

Nueva ITV para 2018

La nueva ITV para 2018 busca, entre otras cosas, acabar con las manipulaciones de los diversos sistemas para evitar fraudes. Por ejemplo, desde mayo el nuevo procedimiento prevé conectar un ordenador al puerto OBD del coche para ver si se han manipulado los sistemas anticontaminación, aunque quizá lo que más nos afecta a los conductores 'terrenales' es que si nos tiran en una estación, podemos ir a pasar la segunda revisión en otra diferente.

Cambios en los exámenes de conducir

La DGT quiere mejores conductores en 2018, lo que es una buena noticia. Por eso pretenden adaptarse a las nuevas tecnologías: en los exámenes se podrá incluir tramos en los que sea necesario el uso del navegador como guía.

Aparte de esto, la nueva ley de Tráfico de 2018 quiere que la enseñanza sea más amplia y haya, por ejemplo, clases de circulación nocturna.

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear