Pasar al contenido principal

Renault 4 4x4 Sinpar. ¡El abuelo espiritual del Dacia Duster 4x4!

Barato, imparable en campo, ¿te suena?

compacto clasico todoterreno 4x4 4L

El mundo siempre ha demandado coches nuevos baratos, robustos y capaces lejos del asfalto. Los años 50 vieron los primeros todoterrenos creados específicamente para ser buenos en condiciones complicadas, por eso seguro no te parecerá extraño la existencia de un coche como el Renault 4 4x4 Sinpar, un vehículo desconocido pero que aporta detalles que nos resultan muy familiares. Podría ser el abuelo espiritual del Dacia Duster y, especialmente, del coche que nos dejó con la boca abierta en la prueba del Dacia Duster 4x4. Tanto por tamaño como por precio y capacidad off-road. 

Y hablando de todoterrenos infatigables... ¿conoces la historia del Lada Niva?

La historia del Renault 4 Sinpar es simple y fruto de satisfacer una necesidad. No hay dudas que el Renault 4L, incluso con tracción delantera, es un coche muy capaz lejos del asfalto: su bajo peso, sus buenas cotas y sus neumáticos estrechos ya le dotaban de una capacidad off-road mejor que la de la mayoría de SUVs de 2018. Pero sin duda, con tracción integral y algunos centímetros extra de altura lo convertiría en un todoterreno con todas las de la ley. Barato y muy eficaz para los trabajos más exigentes.

 

 

La historia de Sinpar es larga y comienza en 1907 cuando se funda una primera empresa fabricante de vehículos con motores De Dion en la ciudad de Courbevoie. No obstante, esta primera empresa no tendría nada que ver con lo que terminaría siendo Sinpar. Fue en 1946 cuando Léon Demeester creo una nueva empresa especializada en la fabricación de cajas de cambio y transformaciones de transmisión y de chasis de camión. En 1975 esta empresa fue absorbida por la división de autobuses y camiones del Grupo Renault y mantuvo el nombre. SINPAR. Société Industrielle de Production et d’Adaptations Rhodanienne.

Fue entonces cuando, además de la adaptación de camiones y material industrial, Sinpar comenzó a realizar transformaciones 4x4 de la misma manera que Dangel hacía lo propio con los Peugeot de la época, los 504 y 505 especialmente. Muchas fueron sus creaciones 4x4, como el Renault 4 Sinpar, el Renault Rodeo, el Renault 6 o el Renault 12. También creó un Renault Goélette para el ejército francés y modificó la tracción para los camiones Saviem SG4 y SG2. 

 

 

No te puedo decir exactamente cuántos Renault 4 Sinpar fueron fabricados, pero sí te puedo afirmar que este pequeño todoterreno fue capaz de terminar quinto y tercero en el París-Dakar de 1979 y 1980 respectivamente. ¿Te imaginas un Dacia Duster participando en este mítico rally que ahora recorre Sudamérica? Creo que sería muy positivo a nivel de imagen, ya que poca gente es consciente de lo bien que se mueve este todoterreno barato cuando se ponen las cosas complicadas. Barato, ligero y 4x4, misma fórmula utilizada en los años 70 por el Renault 4 4x4 Sinpar. ¡Un abuelo del que sentirse orgulloso!


 

Lecturas recomendadas