Pasar al contenido principal

Hemos probado el Honda Civic Type-R Limited Edition. Casi perfecto

Solo 100 unidades para Europa

Versión especial de algo especial

9 10

Nuestro veredicto

Bienvenidos a una prueba especial: la del Honda Civic Type-R Limited Edition. Un compacto deportivo con mayúsculas, una edición especial de algo ya de por sí especial. 

Estos son los mejores compactos deportivos de todos los tiempos

Hace dos décadas, Honda lanzó un Type-R de este color. Era el EK9, aunque probablemente te suene más si te digo que fue la primera generación de Type-R. Se trata del Sunlight Yellow, y es el mismo tono que utiliza esta nueva versión del Honda Civic Type-R, la FK8.

Quizá te preguntes qué hay de especial aquí, más allá de la pintura y la plaquita conmemorativa de rigor. Hay mucho más... o mejor dicho, mucho menos. Se trata de un Honda desempeñando el papel que bordó el magistral Mégane R26.R: el japonés ha perdido 47 kg y ganado unos pocos miles de euros. 

A Europa llegan 100 unidades precedidas de un éxito rotundo: por ejemplo, en Inglaterra se vendieron las 20 adjudicadas para su mercado en una hora... antes de saber su precio. Pero no son los únicos: en Canadá tardó cuatro minutos.

Type-R Limited Edition: así ahorra peso

Solo 100 unidades para Europa
 

En cuanto a la reducción de peso, comparado con el R26.R, 47 kilos es una barbaridad, pues en el francés se ahorraban 23 con respecto a un Mégane RS. Y más si tienes en cuenta que mantiene los cristales y no ha optado por el plexiglás, no se ha quitado la banqueta trasera y tampoco monta llantas o frenos de carbono. 

Así es como se divide la dieta: 

  • Reducción de la insonorización (-14,3 kg)
  • Supresión del aire acondicionado (-10,4 kg)
  • Llantas forjadas BBS de 20 pulgadas con Michelin Pilot Sport Cup 2 (-10 kg)
  • Supresión de elementos superfluos como la bandeja (-6,9 kg)
  • Eliminación del sistema de infotainment con pantalla táctil (-5,4 kg). 

Esto último es curioso, ya que significa que es el único Type R 2020 que no tiene la posibilidad de controlar la telemetría... Y eso que se supone que el Civic Type R Edición Limitada es el más ‘pistero’ de la familia.

La historia de los compactos deportivos en 10 coches

En cuanto a las prestaciones, no se puede decir que mejoren, lo que tampoco es tan grave teniendo en cuenta que el 0 a 100 km/h es de 5,8 segundos y su velocidad máxima de 272 km/h.

Modificaciones estéticas

El CTR Limited Edition se lanza aprovechando la actualización de mitad de ciclo de vida de toda la gama Type R, por lo que también hay ligeros ajustes en la suspensión (algunos personalizados para su configuración BBS / Cup 2), un mejor funcionamiento de los frenos con sus discos de dos piezas y un cambio manual aún más satisfactorio con un pomo en forma de lágrima que recuerda al Type R de antaño. Ah, también lleva el volante tapizado en Alcantara negro y rojo.

Prueba del Honda Civic Type-R: así va

De primeras, lo que me llama la atención del Type-R Limited Edition es que es un coche cómodo. Cómodo al nivel de los demás Civic normales: me gusta la disposición de los mandos y la postura al volante, de la que gran parte de la responsabilidad la tienen los buenos asientos tipo bacquet que recogen el cuerpo a las mil maravillas.

Para aprovechar mejor las cualidades de este Type-R tan especial, pude rodar en el circuito de Kotarr, un trazado de 2,2 km de recorrido y muy revirado con el que no tienes tiempo para aburrirte.

El futuro Honda Civic Type-R será un híbrido inspirado en el NSX

Esta prueba en este escenario me ha confirmado lo que ya tenía en la cabeza: es brutal. Y apostaría que mucho se debe a esos Cup 2. Si sales fuerte (a ritmo de circuito), probablemente vas atener que hacer más de un contravolante (diría que más que en los Type R normales), al menos hasta que las gomas hayan entrado en calor, momento en que se podría decir que no lo sacas de la línea aunque te lo propongas.

Al acelerar se escucha mucho el sonido del motor: la "desinsonorización" se nota aquí: sientes los sonidos del turbo, la gravilla rebotando en los pasos de rueda... Te envenena.

La dirección es muy precisa y con el peso adecuado para disfrutar la máximo de un eje delantero obediente que guía al conjunto del coche con mano de hierro.

Y es que el Limited Edition es un Type-R mucho más ágil de lo habitual (lo que es mucho decir); se come las curvas con voracidad, especialmente las medias y rápidas, donde pasas a velocidad elevada sin mayor problema. Si entras un poco rápido y levantas, el eje trasero te puede "recomendar" que no deberías hacerlo con un ligero movimiento muy predecible y controlable. Como me contaba mi compañero de la edición inglesa Stephen Dobie: " Sonreía cada vez que se movía. Pero de felicidad, no de tensión...".

En las más cerradas tienes que calcular mejor la velocidad para evitar el subviraje. Aquí creo que uno de sus rivales más temibles, el Mégane RS Trophy, con sus cuatro ruedas direccionales da mayor sensación de agilidad.

Pero a la hora de salir de las curvas y hundir el pie buscando la siguiente curva lo gestiona mejor el deportivo japonés: es un motor muy lleno en todas la zonas y además el cambio manual es una delicia: rápido, preciso y fácil de utilizar sin necesidad de ir al gimnasio un par de horas al día para poder aprovecharlo al máximo.

Cuando te acercas a los giros, eso de poder frenar cada vez más tarde y la agudeza de su parte delantera es fascinante. El pedal del freno tiene una respuesta muy rápida y la potencia y el aguante están a la altura de lo que esperas de un equipo Brembo de altas prestaciones.

Solo 100 unidades para Europa

También pude hacer una prueba Honda Civic Type-R por carretera abierta y con el asfalto más seco. Sospecho que se moverá con la sorprendente flexibilidad del Type R normal, mientras que será capaz de agarrarse al asfalto de una manera aún más despiadada que las versiones normales.

Pero no creo que sea el mejor coche de carretera de la familia. Pierdes el aire acondicionado, la radio y el navegador. Y no puedes colocarlos a posteriori, por lo que perjudica la usabilidad de este automóvil. Mucho. 

Así es el nuevo Renault Mégane RS 2020

Y, sin embargo, los asientos traseros se han quedado. Hubiera estado bien quitarlos y aumentar ese feeling de ambiente “especial". Porque, tal como están las cosas, creo que, en general, obtendrás la misma experiencia si colocas unos Pilot Cup 2 en tu Type R normal y, al mismo tiempo, conservas el clima y el equipo de audio que alentarán un viaje por carretera adecuado.

Pero tras la prueba, no creo que a quien se compra el Civic Type R Limited Edition le importe. Además, habrá menos unidades circulando que del Megane Trophy R de Renault. Esperemos que no esté lloviendo demasiado cuando lo hagan ...

En vídeo: así es la prueba del Civic Type-R Limited Edition

Todo sobre Honda

Acabados de Honda Civic Type R 2020 más populares:

Todo sobre Honda Civic

Buscador de coches

Y además