Pasar al contenido principal

Nuevo Renault Mégane RS 2020: con genética racing compartida

Huele a competición

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Nuevo Renault Mégane RS 2020

El nuevo Renault Mégane RS 2020 ha formado parte también de los planes de renovación de Renault para este año; así, como el nuevo Renault Mégane 2020, las versiones más deportivas también han recibido cambios. 

No te pierdas: Renault Mégane híbrido, ¿es la referencia en su segmento?

Estos cambios en el Renault Mégane RS 2020 afectan principalmente a su motor, que ahora es el mismo que en la versión Trophy y que en el Alpine A110; es decir, se trata de un 1.8 turboalimentado de inyección directa capaz de ofrecer 300 CV de potencia.

En él también ha crecido la cifra de par, hasta los 420 Nm (+30 Nm) y 400 Nm en los modelos con transmisión manual. Según la compañía, el Renault Mégane RS ahora ofrece una mejor aceleración, incluso a altas revoluciones, así como confort de conducción. 

También es novedad el sistema de escape, que ahora incluye válvulas mecánicas para ajustar el sonido, y se mantienen la dirección a las cuatro ruedas 4CONTROL para una mayor agilidad y estabilidad en curva. 

 

Renault Mégane RS 2020

 

De manera opcional, se podrá equipar en el Renault Mégane RS el nuevo ‘RS Monitor’, que muestra muchos de los ajustes del coche en tiempo real, tales como la aceleración, la frenada, el ángulo de giro o la temperatura y presiones, entre otros. 

 

Nuevo Renault Mégane RS 2020: interior

Dentro del habitáculo del Mégane RS encontramos la nueva pantalla de 9,3 pulgadas y el sistema Renault Easy Link que también es protagonista en el resto de la gama, así como una pantalla TFT de 10,2 pulgadas para el velocímetro (aunque esto depende de la versión). 

En cuanto a los sistemas de asistencia, en el nuevo Mégane RS figuran el Aviso de Abandono de Carril, el control de velocidad adaptativo (con Stop&Go en el caso de los modelos equipados con transmisión EDC) y sistema de Frenada de Emergencia Activo, aunque pueden ser opcionales dependiendo del país. 

 

Nuevo Mégane RS Trophy: más leña al fuego

Con el nuevo Mégane RS Trophy el punto de partida es el mismo motor 1.8 litros turbo del que ya hemos hablado, pero su chasis cambia: frente al Sport, aquí encontramos el Cup, que lleva un diferencial de deslizamiento limitado Torsen, amortiguadores y muelles de la suspensión entre un 25 y un 30% más rígidos, respectivamente, y barras estabilizadoras con una configuración un 10% más alta. 

Sus discos de freno frontales son ahora más ligeros y eficientes, con una mejor disipación del calor para garantizar una resistencia óptima en condiciones de uso intensas, y sigue luciendo pinzas de freno rojas Brembo

Por cierto, también le han añadido nuevas luces LED, cuenta con cristales traseros oscurecidos, antena de aleta de tiburón (en Europa) y el ‘RS Monitor’ como equipamiento de serie. En el habitáculo, el diseño en Alcantara ha sido actualizado en gris/rojo y monta asientos Recaro. 

Y además