Prueba: Suzuki Vitara S con el motor del Swift Sport

No necesitas demasiado para ser feliz

8 10

Nuestro veredicto

El modelo de esta prueba, el Suzuki Vitara S, es el 'modelo deportivo' de la familia y la opción que deberías escoger si buscas un Vitara de gasolina, ya que equipa el motor 1.4 Boosterjet (o sea, turbo) que con toda probabilidad utilizará el nuevo Suzuki Swift Sport cuando llegue como modelo 2018. Bueno, es probable que no sea tan deportivo como el pequeño, pero desde luego no tiene de qué avergonzarse.

Qué comprar: SUV pequeño o compacto de cinco puertas

El Vitara S de la prueba es tirando a discreto: una calandra cromada y específica y llantas negras de 17 pulgadas. Pocas pistas más vas a tener para saber que estás viendo el acabado 'deportivo'. Bueno, te puedes asomar por la ventanilla y buscar pedales de acabado metálico... No importa. Probablemente es el más atractivo de todos los Vitara a lo largo de sus 30 años de vida.

Empecemos. Lo que veo a mi alrededor me gusta. Sin olvidar que estoy en un coche de poco más de 22.000 euros, disfruto de un interior bien diseñado, atractivo y, sobre el papel, bien rematado. Menos me gusta el uso de los plásticos duros, pero al menos se me pasa cuando veo la pantalla central multifunción capacitiva que es bastante sensible y funciona con rapidez. El manejo de los menús es sencillo también, aunque yo le pondría una ruleta para manejar el volumen en lugar del impreciso sistema táctil que tiene. De todos modos, si lo comparas con algún posible rival como puede ser el Renault Captur 2017, se sitúa un poquito por encima... 

Empecemos la prueba del Suzuki Vitara S

Presiono el botón y arranco. El sonido es como el de cualquier cuatro cilindros actual: suave, silencioso... pero poca pasión (tampoco esperaba otra cosa). La palanca del cambio tiene el recorrido que esperas y una suavidad que no esperas. También es preciso, aunque no pienses que estamos hablando de la caja de un Mazda MX-5: simplemente hace su trabajo con suavidad, lo que te ayuda a sobrevivir en el día a día.

El nuevo Suzuki S-Cross apunta alto 

Si te sales de la rutina y te apetece conducir un poco en lugar de manejar un electrodoméstico más, estas de suerte, porque con un Suzuki Vitara S te puedes divertir. El chasis tiene un trabajo bastante bueno y, aunque se prima el confort, lo cierto es que en zona de curvas la carrocería se inclina lo justo. Si subes el ritmo te encuentras un modelo subvirador, pero yo no diría que es un coche torpe. Además, el volante tirando a 'durito' te ayuda a dosificar bien el ángulo de giro y, aunque es algo lenta cuando empiezas a girar cuando vas en línea recta, luego todo se vuelve más inmediato.

Un vídeo del Suzuki Vitara en campo

Tuve la suerte de poder 'redondear' la prueba del Suzuki Vitara S subiendo  el ritmo en circuito, ya que pude utilizarlo de coche de apoyo para otra producción de fotos. En este terreno está incómodo a todas luces, porque las zonas complicadas a alta velocidad no es algo que le guste, pero de nuevo disfruté de buenas maneras (al 'ahuecar' se desliza el eje posterior, pero el ESP entra cuando y como debe).

A Suzuki se le suele llenar la boca hablando de su inteligente diseño del turbo, que aspira a erradicar ese retraso capaz de arruinar los motores de inducción forzada. Lo cierto es que motor, el 1.4 Boosterjet es un cuatro cilindros suave y alegre, que sube de vueltas con alegría. El peso relativamente contenido (1.285 kilos) también influye. Sus 280 Nm empiezan a aparecer a 1.500 rpm y aguantan hasta las 4.000 vueltas (un poco más tarde, a 5.000 rpm tienes los 140 CV). En el día a día se traduce en que desde antes de las 2.000 revoluciones empieza a tirar y que a partir de 3.000 y hasta más o menos 5.000 estás en el punto dulce del motor. 

Si decides vivir la vida loca y sacarlo del asfalto, podrás disfrutar de excursiones tranquilas y superar algún que otro obstáculo de esos que te hacen bajar el volumen de la radio: la tracción 4x4 reparte el par de manera automática, aunque puedes bloquearlo al 50%. La mayor pega que le veo en este apartado es un ángulo de ataque un tanto bajo debido a la forma del paragolpes...

Lecturas recomendadas