Pasar al contenido principal

Prueba: BMW 330e 2019, así se las gasta el Serie 3 enchufable

¿Un BMW enchufable sigue siendo un BMW?

Imagen de perfil de Enrique Trillo
Prueba BMW 330e 2019

Cuando me invitaron a la presentación del BMW 330e 2019, tenía curiosidad por poner a prueba su nuevo conjunto mecánico que ha montado BMW, que es más potente que el de la generación anterior; pero también quería descubrir si ofrece un dinamismo a la altura de la marca de Múnich o si lo han dulcificado y orientado tanto a la eficiencia que vale para entrar a las ciudades sin que te multen y poco más. Así que vamos a ello.

Descubre qué BMW M3 de segunda mano debes comprar

Desde luego, no es el primer enchufable que conduzco. Si la memoria no me falla el primero al que me subí fue al Prius Plu-in Hybrid y de eso hace ya 10 años nada menos. Qué rápido pasa el tiempo. En aquella época estaba soltero y sin hijos y ahora ya casado y con dos mochuelos que me hacen madrugar hasta los fines de semana. Pero hay algo que se mantiene intacto y es que me gusta disfrutar al volante. Casi todos los híbridos e híbridos enchufables que hay en el mercado ponen el foco en la eficiencia y dejan algo más de lado la emoción y el dinamismo. en este caso no es así. Pero eso te lo cuento un poco más adelante. Primero deja que te cuente en qué ha cambiado este Serie 3 híbrido enchufable.

 

 

    Los mejores híbridos del mercado

     

    Conjunto mecánico del BMW 330e

    El BMW 330e, por un lado, monta un motor gasolina de cuatro cilindros de 2,0 litros TwinTurbo, que entrega 184 CV de potencia; y por otro lado se apoya en un motor eléctrico de 83 kW (113 CV), que va montado junto a la caja de cambios. El bloque de gasolina es el mismo que ya montaba la generación anterior (aquí puedes leer la prueba del BMW 330e de 2016), pero el propulsor eléctrico gana 18 kW, ya que antes tenía 65 kW (88 CV). Debido a esto y a la función XtraBoost (luego te lo cuento), la potencia total pasa de 252 a 292 CV, aunque la cifra de par máximo se mantiene en 420 Nm.

    Y para terminar de hablar de datos, me falta decirte que la batería del 330e 2019 es de ión-litio y tiene una capacidad de 12 kWh (antes era de 7,6 kWh). Con esto, la autonomía eléctrica es de 59 km. Si no te parece mucho, te diré que es un 50% más de lo que ofrecía el 300e anterior. Por cierto, se puede cargar al 80% en menos de dos horas y media.

     

    Prueba BMW 330e 2019

     

    Sus principales rivales debería proceder de Mercedes y Audi. Los de la estrella sí que cuentan con el Mercedes C 350 e, de potencia similar, pero los de Ingolstadt están tardando un poco más en ponerse, literalmente, las pilas.

     

    Prueba dinámica del nuevo Serie 3 Plug-in Hybrid

    La prueba comienza a la afueras de Múnich. Por si no conoces la zona, te diré que está plagada de carreteras comarcales que unen cientos de pueblos. Así que es un buen terreno para ir probando los distintos modos de conducción que ofrece este 330e y que voy seleccionando con los distintos botones que hay junto a la palanca de cambios. Empiezo por el más novedoso de todos, el Adaptive. Digamos que es una posición automática que gestiona de manera propia qué sistema de propulsión debe actuar en cada momento: híbrido, eléctrico, solo gasolina...

    BMW es la que recomienda utilizar en la mayoría de los casos, porque dan por sentado que el sistema analiza mejor que el propio conductor qué necesidades hay en cada momento.

     

    Prueba BMW 330e 2019

     

    En cualquier caso, yo que soy curioso y me gusta tocar y probar todo, paso al modo híbrido. Me sorprende lo rápido que pasa del motor eléctrico al de combustión y lo imperceptible que resulta el cambio. Pero puestos a experimentar, selecciono el botón Electric y me planteo un reto: a ver si esa autonomía que prometen es real o no. La batería no está al 100%. Comencé el recorrido con 36 kilómetros de autonomía y logré recorrer incluso más de lo que marcaba, concretamente 43 kilómetros. Así que esos 59 kilómetros que promete BMW son bastante reales.

    Como puedes suponer, tampoco he dejado de probar el modo Sport, no es por 'quemadillo' (que también), sino para poder contarte al detalle una de las funciones más destacadas este esta berlina enchufable de BMW. Me refiero a esa posición XtraBoost de la que te hablaba anteriormente. Es nueva en la marca de la hélice y viene de serie en el 330e. Su objetivo es convertir el Serie 3 en un modelo más dinámico de lo que ya es. Se activa por medio de los botones del Driving Experience Control y proporciona un extra de 40 CV (es lo que explica el incremento de potencia respecto al primer 330e). Aunque hay que tener en cuenta que ese extra d epotencia lo ofrece solo durante 10 segundos. Eso sí, siempre está disponible, incluso cuando el nivel de carga de la batería está bajo mínimos.

     

    BMW 330e

     

    Cuando lo pruebas, notas una mejora evidente de empuje, que va acompañada por un sorprendente sonido deportivo. Tan sorprendente, que no es real, ya que es un sonido artificial que proviene de los altavoces. ¿Quizás demasiado macarra para un vehículo de tintes ecológicos? Puede ser, pero ¡me mola!

    Y lo importante: gracias a esta nueva función XtraBoost, el Serie 3 enchufable acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 5,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h.

    Datos para contar a tu cuñado: en modo eléctrico, la velocidad máxima es de 140 km/h y en modo híbrido esta es de solo 110 km/h. Si te pregunta el motivo, dile que es para tratar de maximizar el alcance de las baterías y no elevar el consumo.

     

    BMW 330e

     

    Al principio me plateaba si este híbrido enchufable de BMW sigue siendo un BMW. Me refería a su respuesta dinámica. Y debo decir que sí, rotundamente. Tiene tan buen dinamismo en carretera como cualquier otro modelo de la gama. La dirección asistida eléctrica te ayuda a conducirlo por la trazada correcta. Además, en el caso de la unidad que yo he probado, equipada con la dirección deportiva variable, esta sensación de precisión se incremente todavía más. Todos los BMW Serie 3 Plug-in Hybrid vienen equipados de fábrica con el cambio Steptronic automático de ocho velocidades y su funcionamiento es realmente bueno.

    Y lo mejor de todo es que además de ser un coche con un gran dinamismo, si lo conduces en posición Hybrid o Electric su respuesta es plenamente confortable. Así que muestra una polivalencia que será del gusto de todos los conductores.

    Solo me queda hablar del consumo. A este respecto te diré que el nuevo BMW 330e ahorra un 15% respecto al modelo anterior. El gasto medio oficial es de 1,9 l/100 km, lo que supone unas emisiones de solo 43 g/km. El consumo en modo puramente eléctrico es de 15,4 kWh/100 km. Todo ello, según el ciclo de homologación WLTP.

     

    Conclusión precio del BMW 330e 2019

    La verdad es que este 330e mejora en todo a la generación anterior. Debo reconocer que me ha gustado mucho. Está disponible desde noviembre de 2019 por 53.700 euros y en verano de 2020 llegará el BMW 330e Touring, que será la primera versión familiar híbrida enchufable de BMW.

    La principal pega que le veo es que cuesta 6.500 euros más que el equivalente en gasolina, es decir, el BMW 330i. Desde luego no todo el mundo puede permitirse esa diferencia y lograr ese ahorro con el uso diario se prolonga demasiado en el tiempo, por lo que parece destinado a empresas o como vehículo de representación que necesita entrar a la grandes ciudades sin contaminar.

     

    PUBLIRREPORTAJE

    Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

    DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

    Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

    PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

    Y además