Prueba Jeep Compass 2017: renovarse y vivir una nueva aventura

Guarda el aspecto del Grand Cherokee y ofrece una capacidad off-road casi mejor que la cabra montés.

Imagen de perfil de Hugo Valverde
8 10

Nuestro veredicto

Hay más días que judías. Hay más gente que en la guerra. Hay más SUV que en el mercado europeo… Y ahora llega un nuevo integrante, un integrante que por sus aptitudes off-road, aspecto que le diferencia de la competencia, viene pegando fuerte, muy fuerte. Y lo hemos probado: es el Jeep Compass 2017. Por cierto, si eres un amante de la marca, no te pierdas los 10 mejores Jeep de la historia.

No te pierdas nuestra sección de pruebas de coches

Posiblemente si ves la anterior generación sientas algo de pena por él por ser pariente cercano del triste Dodge Caliber. Tranquilo, el nuevo Compass no tiene nada que ver: es atractivo, muy atractivo porque guarda el aspecto del Jeep Grand Cherokee; está bien hecho y tanto los materiales como el aspecto visual están conseguidos.

 

 

Tuve la oportunidad en marzo de probar el Jeep Compass 2017, pero la versión que se comercializa en EE.UU, y lo hice en Texas. Por este motivo, porque añoro esos días entre ranchos y cráneos de bueyes, me acoplo mis sombrero de ala ancha y me calzo mis botas de cowboy. Pero lo raro es que lo hago en Portugal, pero es que la ocasión lo merece, porque estoy sentado en un auténtico Jeep. En los modelos que lanza la marca impera una máxima: la de ser totalmente eficientes fuera de la carretera. Y el Jeep Compass lo es, porque en su versión Trailhawk, que es la óptima para enfrentarse a terrenos complicados y la que he pude probar en EE.UU., brinda al conductor diversión y la facilidad de superar caminos con grandes piedras, descensos casi frontales, cruce de ejes, ascensos y badeos.

 

 

En esta ocasión, tres meses después, me he puesto al volante de la versión europea; también lo he hecho en una ruta off-road, esta vez en Lisboa, pero con unas condiciones menos agresivas, aunque, claro está, respondiendo con la misma seguridad. Lo bueno es que mi unidad monta un sistema de tracción a las cuatro ruedas con bloqueo del reparto de par entre ambos ejes y un una función denominada ‘Rock’ -disponible solo la versión Trailhawk- que emula el funcionamiento de una reductora. Además, adopta un mayor ángulo de entrada y de salida y el control de descenso. Pocas cosas se interponen entre mi montura y yo…

 

 

Tengo el poder del motor diésel más rabioso de la gama, el 2.0 de 170 CV, que solo puede ir asociado al cambio automático de nueve velocidades. Responde bien y entrega su potencia, que es más que suficiente, de forma lineal. Destaca su baja rumorosidad y el trabajo que hace en conjunto con la caja, que es de convertidor de par, pero que es capaz de realizar las transiciones de forma rápida.

Su suspensión filtra muy bien las irregularidades de la pista sin ‘regalar’ excesivos balanceos, por lo que es capaz de mantener la compostura en carreteras con curvas cerradas. Por su parte, la dirección, manejada desde un grueso volante, algo que siempre recibo con alegría -lo siento, no me van los aros que parecen alambre-, no es extremadamente precisa, como la gran mayoría de SUV, pero sí lo suficiente como para manejar el vehículo con total confianza.

 

Jeep Compass 2017

 

Me cambio de montura y me voy a por el diésel de 140 CV. Obviamente el empuje se reduce, pero sigue siendo un coche muy voluntarioso. Suena, eso no lo voy a discutir, pero también convence, sobre todo si llevas instalado el cambio automático de nueve velocidades. La tracción 4x4 se encarga de hacértelo todo mucho más fácil, incluso en condiciones de adherencia no tan favorables. La dirección es mejor de lo que me esperaba y guía con convicción el morro del Compass 2017.

No me voy a andar con rodeos… y no hablo de la montar potros salvajes. Con el Jeep Compass 2017 de la prueba, el segmento se ve ampliado, y lo hace con el integrante más capaz del mercado fuera de la calzada.

¿Precio? Desde 25.500 euros, aunque con los descuentos parte de los 19.950 euros. Es más caro que muchos rivales, pero ninguno de ellos es capaz de adentrarse tanto en el campo y hacertelo pasar tan bien como con este nuevo Compass.

 

Lecturas recomendadas