Pasar al contenido principal

Opinión: ¿es el Jeep Compass el SUV más interesante del mercado?

SUV + imagen potente + buena capacidad off-road. ¡Éxito asegurado!

Jeep Compass

Si me pides mi opinión del Jeep Compass debo decir que es uno de los SUV que más gracia me hacen, al menos de los presentados últimamente. Debo confesar que, a priori, tiene muchas de las cosas que me gustan en un coche nuevo de este tipo y que creo que da sentido a este tipo de vehículos, muchas veces lejos de la lógica. Con el paso de los meses se ha colocado como el Jeep más vendido, incluso por delante del Jeep Renegade, más barato, y la verdad es que no me extraña.

No te lo pierdas: Jeep Willys, el primero

Creo que el Jeep Compass es uno de los mejores SUV que puedes comprar, al menos hablando de una serie de factores clave como pueden ser la imagen o la capacidad off-road. Cada uno puede dar prioridad a diferentes elementos, bajo mi punto de vista, un SUV, un todoterreno, no se puede entender sin una imagen potente y una capacidad off-road decente: no tiene que ser un Land Rover Defender, para eso ya tienen al Jeep Wrangler en su gama, pero sí tiene que defenderse bien en condiciones complicadas de adherencia, tanto dentro como especialmente fuera del asfalto.

 

 

Nuestra opinión del Jeep Compass es que cuenta con unas cotas positivas para el off-road y sin duda es uno de los coches más interesantes en este campo: dispone de una distancia al suelo de 22,9 cm y neumáticos mixtos. Puede contar con planchas de protección y su modo 4x4 Low se asemeja mucho al funcionamiento de una reductora tradicional para poder sobrevivir en las situaciones  más complicadas. ¡Ah! Y también cuenta con bloqueo del diferencial para conseguir que las cuatro ruedas sean motrices. ¡Todo un arsenal off-road! Para que completes impresiones, aquí tienes nuestra prueba del Jeep Compass.

Gracias al mando Selec-Terrain se pueden seleccionar diferentes modos de conducción fuera del asfalto para conseguir el máximo tracción: el modo snow para la nieve o el modo barro para situaciones complejas fuera del asfalto sobre tierra. Evidentemente, sobre el asfalto el Jeep Compass no es el mejor, pero se defiende y permitirá a las familias realizar viajes de lo más tranquilos sin problema.

 

 

El segundo pilar importante de este coche es la imagen. Con un Jeep Grand Cherokee algo desfasado, un Jeep Cherokee demasiado atrevido y un Jeep Renegade también con un estilo muy particular, a medio camino entre un compacto, un monovolumen y un SUV, queda claro que el Jeep Compass es el modelo más atractivo de la gama (con permiso del Rey, la historia del Jeep Wrangler es demasiado gloriosa como para vencerlo). 

Y aquí tienes mi opinión sobre el Jeep Compass. Me gusta sus proporción en la vista lateral, con una notable altura al suelo que lo convierten en un todoterreno sin ninguna duda. Me gusta su frontal, agresivo e imponente, con la clásica parrilla Jeep evolucionada hacia un minimalismo muy logrado. Los pilotos traseros también me resultan muy chulos: todo ello completado por unas llantas muy chulas y la posibilidad de contar con carrocería bitono, con el techo en contraste.

No tengo ninguna duda al decir que lo menos logrado es el interior: ¡para gustos colores! A mi personalmente no me convence: esa pantalla tan cuadradrada, plásticos de dudosa calidad y un diseño demasiado americano. Creo que está muy por detrás de algunos rivales como el Peugeot 3008 o el Seat Ateca, también incluso de algún que otro modelo coreano. Es un interior conservador que no arriesga lo más mínimo: visto así, mejor esto que no un fallo garrafal que tirara por tierra todo el trabajo realizado en el resto del vehículo.

 

 

La gama mecánica también me parece bastante completa, con versiones gasolina y diésel de entre 120 y 170 CV. Creo que en este coche la versión con tracción delantera carece de sentido y siempre hay que apostar por la versión 4x4, disponible en las mecánicas diésel de 140 y 170 CV y en la de gasolina de 170 CV. Ahora bien, ¿todo es bueno en el Jeep Compass? ¿Qué hay de malo?

Bueno, más allá de una calidad general interior que puede estar algo por detrás de algunos de sus rivales, el Jeep Compass también destaca por un comportamiento sobre asfalto algo peor que el de otros SUV: si eres de los que quiere un SUV para no salir jamás del asfalto te diría, no te compres un SUV y comprate un compacto o un sedán. Pero si la imagen pesa demasiado sobre tu cabeza y quieres un SUV a toda costa, hay otros SUV mejores dentro del asfalto.

Los precios del Jeep Compass también están algo por la línea alta, especialmente teniendo en cuenta su tamaño: 32.200 euros por la versión más barata con tracción integral, montando el diésel de 140 CV que se presenta como la opción más sensata de la gama. No es un precio descabellado pero quizás sí que está algo por encima de otros modelos similares: por ejemplo, un Seat Ateca es unos 2.000 euros más barato con tracción integral y 10 CV más. Un Subaru Forester, más grande y más serio, parte en los 28.500 euros con motor de gasolina y en 31.500 con el motor diésel, ambos casos con caja automática.

Quizás el Subaru sea más interesante en un cómputo general, pero también creo que su imagen es algo menos potente. Lo que parece claro es que si buscas un SUV con una buena aptitud off-road, un todoterreno mezclando lo mejor de los todoterrenos robustos de antaño y la imagen de un SUV moderno, el Jeep Compass es una opción a considerar muy seriamente. Entre los americanos y los italianos han creado un producto muy interesante. ¡Bien hecho! Esperamos que nuestra opinión del Jeep Compass te haya servido de ayuda. 

 

¿Buscando coche nuevo? Aquí tienes todas las opciones del mercado

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear