Pasar al contenido principal

Solo tus miedos podrán frenar a esta bestia parda

Prueba Nissan Navara 2019 Auto Bild
8 10

Nuestro veredicto

Primera prueba del Nissan Navara 2019. Imagínate llegar a un lugar donde en cuestión de 10 minutos pueda llover, salir el sol, nevar y nublarse. Añádele una exuberante vegetación, una accidentada orografía, con volcanes de todos los tamaños y cascadas e incluso cataratas con tanta cantidad de agua que son capaces de provocar desastres de proporciones bíblicas. Y como ingrediente estrella a este cóctel tan singular, una enorme pizca de silencio y soledad inquietantes. Bienvenido a Islandia, la isla desafiante. Un territorio propicio para poner a prueba al nuevo Nissan Navara. ¡Casi nada!

La duodécima generación del pick-up Navara, que se fabrica en la planta de Nissan en Barcelona para toda Europa, ha recibido un ligero lavado de cara, que afecta a la parrilla delantera, con la inclusión del color negro y las llantas rediseñadas, que, además, ahora son de 17’’ en vez de 16’’ en los niveles más básicos. No obstante, donde el Navara ha mejorado mucho más es en las partes no visibles.

Prueba Nissan Navara 2019
El Nissan Navara 2019 vadeando un río en Islandia.

Por una parte, el nuevo Navara es más robusto y a la vez mucho más confortable. Esto es posible gracias al trabajo que se ha llevado a cabo en el apartado de suspensiones, tanto delante, como, sobre todo, atrás. Y es que el eje posterior incorpora la segunda generación de la suspensión multibrazo, lo que es una gran ventaja en cuanto a confort se refiere frente al esquema de ballestas típico del segmento pick-up. Además, a ello se une la elevación de 25 mm de la suspensión trasera, así como la inclusión de un muelle bifase, lo que redunda en la impronta del pick-up nipón. Con un pickup así, quién quiere un todoterreno de segunda mano.

El tren delantero del Nissan Navara, por su parte, ha recibido unas modificaciones que permiten reducir el esfuerzo de la dirección, de modo que resulten más fáciles las maniobras a baja velocidad. También se ha aumentado el tamaño de los discos de freno, pasando delante de 296 a 320 mm, mientras que los traseros son ahora también discos de 308 mm y sustituyen a los de tambor de la versión anterior. Esto supone que el Navara necesita menos distancia para frenar y ayuda a dosificar el pedal de freno con más facilidad.

Prueba Nissan Navara 2019
Las llantas del nuevo Nissan Navara son ahora muy atractivas.

El segundo apartado de mejora se refiere al equipamiento, especialmente en cuanto conectividad. El nuevo Nissan Navara 2019 incluye el nuevo sistema NissanConnect con tecnología Alliance In-Vehicle Connectivity (A-IVC), todo ello controlado a través de la nueva pantalla táctil de ocho pulgadas, que incluye mapas 3D de TomTom, Google Street View y Google Satellite. Y esto se agradece –y mucho- en territorios tan retadores como Islandia.

Motores del nuevo Nissan Navara

Por último y no por ello menos importante, el nuevo Navara es ahora más eficiente. Y es que ahora está disponible con el motor biturbo –antes turbocompresor simple– con dos potencias: 163 CV y 190 CV. En este sentido, se han mejorado los siguientes apartados:

  • sistema de refrigeración por agua
  • se ha incluido un filtro de partículas DPF
  • se ha añadido sistema de reducción catalítica selectiva (SCR), con la consiguiente reducción de emisiones de NOx.

Obviamente no es un SUV híbrido, pero ha mejorado mucho de cara al medio ambiente.

Prueba Nissan Navara 2019
La unidad de pruebas del Nissan Navara 2019 montaba el motor 2.3 dCi de 190 CV.

Asimismo, el Navara presenta una nueva transmisión manual de seis velocidades que ha sido refinada, mejor sincronizada y presenta menos vibraciones. Hasta aquí las presentaciones.

Es hora, pues, de comprobar si lo que pone sobre el papel lo es también en la práctica. Así que es ha llegado el momento de la prueba del Nissan Navara 2019.

Al acceder al interior del Nissan Navara, me impresiona –para bien– su puesto de conducción, con más aspecto de turismo que de vehículo comercial, detalle del que adolecía la anterior generación.

Prueba Nissan Navara 2019
El interior del nuevo Nissan Navara se asemeja más al de un turismo.

A la hora de arrancar, también se nota cómo se ha refinado el motor: pocas vibraciones y poco sonido a petroleta. La ruta comienza por carretera. Las primeras sensaciones no pueden ser mejores en esta prueba del Nissan Navara 2019: las maniobras se realizan con facilidad, gracias en parte a la dirección –suave y ligera– y, sobre todo, porque la poderosa mecánica que se esconde bajo el capó hace que te olvides desde los primeros segundos que estás al volante de una mole de más de 2.200 kilos.

Este último es un caramelo envenenado en un país como Islandia, donde los coches patrulla llevan el radar instalado en el paragolpes, a la espera que un incauto conductor español sea generoso con el acelerador y supere los 90 km/h de límite. Ríete del Pegasus. Aquí las recetas te pueden dejar tieso ipso facto. Las carreteras en Islandia están muy bien, pero no son el terreno natural del Navara. Y además, empiezo a ver coches patrulla por todos los lados. ¿Paranoia? Por eso, me alegro de dejar atrás el asfalto y me adentrarme en pistas, y minimizar riesgos con la cartera. Si a ello se le añade que cuando abandonas lo negro, los paisajes son aún más espectaculares, qué más se puede pedir. Exacto: nada.

El camino es pedregoso, algunas veces con curvas cerradas, y es entonces cuando me vengo arriba para ver qué tal baila el tren trasero del Navara pickup. Aun así, por mucho que le quieras buscar las cosquillas, el control de estabilidad del Navara sin ser muy intrusivo, te rescata en el último momento.

Hay un camino que se desvía a mano derecha. Un cartel avisa y no es traidor: solo se puede acceder con vehículos 4x4. La vía se complica: más estrecha, rocas y una subida ciega. Tras superarla, hay un buen desfiladero. Para el Navara es pan comido, tanto que ni siquiera es necesario activar ni la tracción integral ni la reductora. Al fondo se ve la lengua de un glaciar, pero no un glaciar cualquiera: se trata del Gigjökull, aquel cuyo manto helado reposa sobre el Eyjafjallajökull, el volcán que entró en erupción en 2010 y cuya estela de cenizas provocó la cancelación de miles de vuelos en todo el mundo. ¡Las fuerzas de la Naturaleza! Compensa, por tanto, acercarse a la lengua, aunque eso suponga vadear varias veces un río glaciar y poner a prueba las capacidades off road del Navara. Para regresar a la senda activo la tracción integral. Lo hago por precaución –y no recibir una reprimenda por parte del personal de Nissan–, y también porque la subida, empinada y rocosa, se torna complicada, aunque nada del otro mundo para el Navara.

Por la tarde, me espera lo mejor: prueba off road extremo. ¿A quién no le pone este reto? Y para ello, nada mejor que primero hacer varios cientos de metros por un río glaciar. Aunque el agua llega en algunos momentos casi a la altura de las ventanillas, el Navara continúa su camino como si fuera un bulldozer. Y eso que lo mejor estaba aún por llegar: la playa. La costa sur de Islandia tiene la particularidad de que en ciertas partes se solapa con la desembocadura de varios ríos glaciares, que arrastran rocas, restos de morrena y, sobre todo, mucha ceniza, que tiñe las dunas de un característico color gris oscuro y convierte la ya de por sí complicada conducción sobre arena en una mezcla cuando menos interesante. Bajo la presión de los neumáticos, activo la reductora... y que comience el rock & roll. Y este es del bueno. Sobre todo cuando llego al borde del mar, con una playa fantasmal, fría...

Con las limitaciones de velocidad que impone la reductora (no más de 50-60 km/h) tampoco se puede hacer mucho el cabra, pero sí darle alegría al tren trasero a base de hacer cambios de apoyo bruscos. La guinda de la prueba del Nissan Navara 2019: recorrer pistas flanqueadas por lava solidificada hasta llegar a una zona geotérmica. La pista es divertida, pero se nota que el Navara está diseñado para llevar carga en la bañera, porque al ir vacía, la zaga se mueve como un péndulo. Nada grave; es cuestión de bajar el ritmo. Nada, ni siquiera Islandia, frena al Navara.

Prueba Nissan Navara 2019
La bañera del Nissan Navara 2019 puede transportar hasta 600 kg.

Precios del Nissan Navara 2019

Como has podido comprobar en esta prueba del Nissan Navara 2019, se trata de un pickup muy recomendable. El nuevo Nissan Navara 2019 ya está a la venta en España por un precio desde 30.764,02 euros para la variante doble cabina con el motor 2.3 dCi de 160 CV asociado al cambio manual de 6 velocidades y acabado Visia.

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además