Pasar al contenido principal

Prueba Volvo V60 2018: ya no podrás hacerte el sueco

¿Harto de los SUV? ¿Necesitas vehículo amplio y versátil para transportar a la familia? Este Volvo seguro que te interesa

Imagen de perfil de Gabriel Jiménez
Prueba Volvo V60 2018
8 10

Nuestro veredicto

Primera prueba del Volvo V60 2018, Hay que reconocer que dentro de los coches nuevos el segmento de los familiares no es de los que goce de más demanda e interés en España, pero lo cierto es que este tipo de carrocerías puede ser una forma muy elegante de ser diferente al mainstream.

Elegante, y muy atractiva. Porque otra cosa no, pero Volvo está haciendo coches muy bonitos. Y el V60, además, cuenta con la virtud de tener los genes y el aspecto del imponente Volvo V90, pero a un tamaño más propio de las angostas calles europeas y, por tanto, mucho más manejable. En concreto, el nuevo V60 2018 mide 4,76 metros de largo, 12 más que el modelo al que sustituye (4,64 m) y 18 cm –una medida descomunal a ojos de un hombre– menos que el V90. Échale un vistazo a las imágenes y juzga por ti mismo.

Alguno se preguntará el motivo de por qué Volvo ha decidido lanzar primero la versión familiar –con su discreta aceptación en Europa– antes que la sedán, el nuevo S60. La causa tiene su origen en el centro de producción, y es que mientras que el V60 se fabrica en Gotemburgo (Suecia) –y también lo hará en Gante (Bélgica)–, el S60 se montará en exclusiva para todo el mundo en la planta de Volvo en Charleston (EEUU).

Sea como fuere, en esta era de atontamiento generalizado por los SUV de todos los tamaños, formas y colores, da gusto, de verdad lo digo, encontrar fabricantes que aún se toman la molestia por optimizar y mejorar carrocerías como la familiar. Y con el V60 te aseguro que no pasarás desapercibido, es decir, aunque quieras, no podrás hacerte el sueco –y nunca mejor dicho– entre la marabunta vehicular.

Y es que el nuevo Volvo V60 2018 es bonito por fuera –con esas angulosas líneas refinadas, esa parrilla elegante y esos faros 'martillo de Thor' que me hacen más ojitos que la mujer 'Thor', es decir, Elsa Pataky– y también por dentro, con el ya conocido puesto de conducción de nuevo corte que estrenó el XC90 y que han ido incorporando el resto de la gama, incluyendo el benjamín de los SUV de Volvo: el XC40.

En este sentido, cabe destacar cómo el V60 le da una vuelta de tuerca a la versatilidad con las soluciones aportadas por el XC40 en lo que se refiere al maletero. Y es que el nuevo Volvo V60 cuenta con una solución sumamente interesante: el plano de carga se pliega y hace las veces de soporte para que la compra o bultos de pequeño tamaño no vayan 'bailando' en el coche. ¡Genial!

Prueba Volvo V60 2018

Antes de ponerme a los mandos, me subo a las plazas traseras para comprobar el espacio, y me sorprende una cierta estrechez para las piernas si delante va sentado alguien con una altura superior a los 1,80 metros... y que desee ir cómodamente, claro.

Al volante del Volvo V60 2018

Ahora ya sí es hora de ponerse a los mandos del nuevo V60. En esta prueba del Volvo V60 2018 había disponibles dos versiones: el D4 de 190 CV de tracción delantera y el T6 gasolina de 310 CV y tracción integral, ambos asociados a transmisión automática de 8 relaciones. Tuve oportunidad de probar ambas versiones.

El primero que probé fue el D4 de 190 CV. Al arrancar sorprende su rumorosidad, pero una vez en marcha y a medida que va tomando temperatura el motor, sorprende muy gratamente el gran trabajo realizado por los ingenieros suecos en cuanto a insonorización se refiere. ¡Alucinante! Primero lo conduje por autovía y autopista, por lo que elegí modo Comfort. En este modo, se prima sobre todo la comodidad del pasaje, aun a riesgo de que la dirección se note algo blandurria. Al pasar a las reviradas carreteras de montaña que conducen al monasterio de Montserrat (Barcelona), cambio a modo Dynamic y la cosa cambia a mucho mejor, pues se endurece la dirección y las suspensiones y desde luego el paso por curva es mucho más estable que con un SUV. 1-0 para el V60. Ahora, eso sí, echo de menos las levas en el volante, que hubieran venido de perlas para reducir rápidamente sin tener que recurrir al cambio. Pregunto a un ingeniero y me explica que habrá levas en el volante, pero para la versión R-Design. "A una variante deportiva le pega más", añade. No estoy de acuerdo, pero, bueno. Sea como fuere, y dándole zapatilla y con el aire acondicionado activado, consigo un consumo medio de 7,4 l/100 km. 2-0 para el V60, pues con un XC60 D4 no bajaba de los 8 litros.

Toca ahora la prueba del Volvo V60 T6 de 310 CV. Ya de primeras se nota el poderío del motor, y su tremendo agarre en curva gracias a su tracción integral. Y lo que también se nota es la rumorosidad. Pero ¡qué demonios! ¡Que ruja la gasoliiiiiina! Ir con este familiar portentoso es un goce para los sentidos, sobre todo por carretera de montaña, y en autopista convertirse en víctima propiciatoria del Pegasus de los Mossos d'Esquadra es un juego de niños. No te das ni cuenta de cómo has alcanzado esa velocidad que me niego a admitir, y solo cuando compruebas el consumo medio –9,7 l/100 km en mi caso–, vuelves a la cruda realidad. ¡Pelillos a la mar... y pasar por caja!

Como conclusión de la prueba del Volvo V60 2018, he de señalar que me ha gustado mucho, sobre todo si viajas con la familia –lo más importante–, aunque he de reconocer que no transmite tanto como un BMW Serie 3 Touring. A cada uno lo suyo, y en el caso de Volvo, su campo de especialización es la seguridad. Y aquí lo bordan. Tanto que cuando estaba probando el T6 de 310 CV, al negociar una curva a izquierdas en la que había un coche aparcado en la cuneta, el V60 me ha hecho un extraño inteligente. ¿Lo qué? Se ha activado el sistema AutoBreak encuadrado en el programa City Safety, por el que al realizar un adelantamiento, por ejemplo, los radares frontales detectan un vehículo viniendo de frente y analizando los parámetros que ofrecen los distintos sensores, si concluye que se pone en riesgo la seguridad, frena automáticamente el coche y activa todos los sistemas de seguridad pasiva para mitigar las consecuencias del impacto. Yo me llevé un susto de mil demonios, pero me quedó la certeza de que el sistema funciona... incluso actuando por defecto, como fue este caso concreto.

Antes de pasar a los precios del Volvo V60 2018, te dejo este bonito vídeo que repasa los modelos familiares más emblemáticos de Volvo. ¡Dale al play!

Precios del Volvo V60 2018 en España

El nuevo Volvo V60, que estará disponible en los concesionarios españoles a partir del mes de julio de este año, tendrá un precio de partida de 39.683 euros para la versión D3 de 150 CV asociado al cambio manual y con el acabado Momentum. Además, el resto de la gama V60 tendrá los siguientes precios para España:

  • V60 D3 Inscription man.: 43.555,00 euros
  • V60 D3 Momentum aut.: 42.103,00 euros
  • V60 D3 Inscription aut.: 47.779,81 euros
  • V60 D4 Momentum man.: 42.283,00 euros
  • V60 D4 Inscription man.: 46.155,00 euros
  • V60 D4 Momentum aut.: 44.702,69 euros
  • V60 D4 Inscription aut.: 50.481,55 euros
  • V60 T6 AWD Momentum aut.: 52.600,00
  • V60 T6 AWD Inscription aut.: 56.130,25 euros
     

Si la prueba del Volvo V60 2018 te ha dejado frío, aquí tienes todos los coches nuevos del mercado. 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear