BMW Serie 5 M Performance Parts: para que te hagas un deportivo

Si te gusta el nuevo BMW Serie 5, pero crees que necesita algo más de picante, la marca alemana pone a tu disposición el catálogo de M Performance Parts.

Ver galería

El BMW Serie 5 2017 acaba de ser renovado y la marca alemana ya tiene preparado su bautismo deportivo particular con las M Performance Parts. Se trata de unos accesorios, ya vistos en otros modelos de la gama de BMW, que sirven para añadir un toque más agresivo al aspecto general del coche. Por ello, son perfectos si estás planteándote la compra del nuevo BMW Serie 5 pero te parece que a su diseño le falta algo de ´picante´ y no quieres o necesitas adquirir la versión M (todavía no ha sido desvelada).

No te pierdas: El BMW 550i xDrive V8 tiene un potenciador de sonido

Por lo que respecta a la imagen, encontramos todo lo habitual, con una presencia importante de la fibra de carbono: el splitter delantero, las entradas de aire, las carcasas de los retrovisores, el discreto alerón y el difusor trasero están fabricados en dicho material. Pero no queda la cosa ahí, también se puede optar por una parrilla oscurecida, molduras negras para los faldones laterales, vinilos para la carrocería o unas llantas específicas bitono de aleación ligera y 20 pulgadas de diámetro.

Las mejoras de rendimiento no están disponibles para todas las versiones del modelo. Así, el Active Sound, que modifica el sonido del motor, sí es común a todas ellas, mientras que el BMW M Performance Silencer solo lo pueden montar los 530i y 540i. A este último se le puede instalar también el BMW M Performance Power and Sound, que además de mejorar el sonido incrementa su potencia hasta los 360 CV y su par máximo a 500 Nm.

Los precios del nuevo BMW Serie 5 2017 ya han sido anunciados y arrancarán en 49.400 euros. Eso sí, su llegada a los concesionarios no se espera hasta el próximo mes de febrero. Por su parte, la gama de motores disponible de inicio estará formada por dos mecánicas de gasolina -el 530i, con 252 CV; y el 540i, con 340 CV- y otros dos propulsores diésel -el 520d, con 190 CV; y el 530d, con 265 CV-. Además, estará disponible con un cambio automático de ocho relaciones y tracción delantera o total ‘xDrive’.

Ver galería

Tags

  • BMW
  • BMW M