Los grandes duelos del Dakar: guerra en el desierto

Los grandes duelos del Dakar forman parte de la leyenda del rally y son una de sus señas de identidad. Prepárate para las emociones fuertes porque vamos a repasar los más espectaculares.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ver galería

Desde 1979 hasta hoy, los grandes duelos del Dakar han forjado su leyenda. La rivalidad entre los grandes campeones nos ha dejado en el desierto un puñado de batallas míticas que forman parte de la historia del rallye más famoso del mundo

Neveau-Auriol, épica, drama y grandeza

En la edición del 87, los motociclistas galos Cyril Neveu y Hubert Auriol libraron uno de los grandes duelos del Dakar. Este último se las prometía muy felices al liderar la competición con casi media hora de ventaja sobre su paisano y rival.

Sin embargo, Neveau, tetracampeón del rally por aquel entonces, no se rindió a pesar de quedarse atrapado en las dunas y de perderse camino de Tombuctú. Su fe tuvo recompensa porque Auriol sufrió un pinchazo que redujo la diferencia entre ambos a tan solo 5 minutos.

En la penúltima etapa, Auriol tuvo un accidente. El piloto rompió a llorar sobre el manillar de su máquina en una estampa tan emotiva como dramática. Tenía ambas extremidades fracturadas y el dolor le obligó a retirarse de la carrera.

En esos instantes tan amargos reconoció, con la nobleza del guerrero y el rostro desencajado por el sufrimiento, reconoció que Cyril había sido el mejor y que abandonaba las motos. Su adversario, Neveu, en un gesto de elegancia, y ante la gravedad de lo sucedido, manifestó que cada año hacía falta un vencedor y que desgraciadamente era él. No cabe mayor elegancia. Palabra de pentacampeón. 

Arcarons-Peterhansel, enemigos íntimos

Siguiendo con las motos, no hay ninguna duda de que Jordi Arcarons y Stéphane Peterhansel también han rubricado varios de los grandes duelos del Dakar. Hablar de esta parejita de enemigos íntimos es hacerlo de la rivalidad llevada al máximo extremo. Fue en la edición de 1995 cuando su pelea alcanzó unos niveles de confrontación bestiales.

En una de las etapas, el francés, harto de que Jordi fuera enganchado a su rueda, le engañó. En concreto, le indicó deliberadamente el camino erróneo y Jordi se saltó un punto de control. El español picó el anzuelo y fue penalizado con tres horas. Mientras, el galo, tras simular una avería, retomó la marcha en la dirección adecuada. Menudo listo.

La tensión creció aún más cuando nuestro compatriota trató de devolvérsela a Peterhansel. Le denunció ante la organización al enterarse de que el francés había empleado un martillo para reparar los daños sufridos en su máquina tras caerse.

A pesar de la reclamación y los 15 minutos de sanción, Monsieur Dakar logró su cuarta corona y Jordi se quedó a las puertas de la gloria. Al menos nos dejaron un hermoso combate para la posteridad, que no es poco.

Nani Roma, Peterhansel y las polémicas órdenes de equipo

Dejamos aparcadas las motos para rememorar uno de los grandes duelos del Dakar en la categoría de automóviles. A pesar de que en la edición de 2004, Peterhansel ya acumulaba 11 títulos -6 sobre dos ruedas y 5 en coches-, no estaba dispuesto a ponérselo fácil a Nani Roma, su compañero de equipo. De hecho, se produjo un combate titánico entre los dos corredores del Racing Mini.

En un momento de la carrera, y con Nani al frente de la tabla, sus jefes de en la escuadra decidieron que no habría más leña entre ellos. Sin embargo, el tiburón galo casi se la juega al catalán. Finalmente, el de Figuerolas se llevó el gato al agua. Pero ese año saltaron chispas en la pista y fuera de ella.

Sainz vs Al-Attiyah, la estocada del Matador

Carlos Sainz llegó a la cita de 2011 con ganas de revalidar el título del año anterior. Su mayor contrincante fue su compañero Nasser Al-Attiyah, con quien mantuvo una intensa guerra. El Matador le dio una buena estocada en la novena etapa llevándose el triunfo del día. Sin embargo, la victoria final fue para Nasser. Estos dos corredores sellaron uno de los grandes duelos del Dakar.

Chagin vs De Rooy, duelo de gigantes

Por su espectacularidad, los camiones son los preferidos de muchos aficionados. Y no es de extrañar porque estas bestias del desierto cabalgan por la arena como si fueran gacelas. En 2003 se vivió uno de los grandes duelos del Dakar entre el ruso de Kamaz Vladimir Chagin y los DAF de Jan y Gerard De Rooy. Tras un vibrante mano a mano, Chagin se deshizo del padre y del hijo holandeses, para apuntarse su tercer entorchado, de los 7 que actualmente suma en el raid. Casi nada.

Ver galería

 

 

Tags

  • París Dakar
  • Dakar
  • Motorsport