Probamos el nuevo Porsche Panamera 4S Diesel: 850 razones para comprarlo

Una opción más que razonable si necesitas gastar poco combustible pero seguir molando...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

Texto: Stephen Dobie

Espera, ¿hay un nuevo Porsche Panamera?

Te veo poco pendiente de la actualidad, pero sí: el nuevo Porsche Panamera 4S Diesel que ves en las imágenes de la galería principal de este artículo pertenece a la nueva generación del Porsche Panamera 2016, una reinterpretación del concepto del 911 de cuatro puertas mucho mejor resuelta. Es cierto que sobre gustos no hay nada escrito, pero desde luego es mucho más atractivo que el primer modelo... 

Ver galería

¿Y cómo lo han logrado?

Ahora es más ancho y largo que su predecesor, con una mayor batalla pero una menor altura total que ha permitido mejorar mucho sus proporciones -gracias, Porsche, muchas gracias- sin mermar la habitabilidad interior. ¿Y de maletero? Imagina la capacidad de un Honda Civic. Pero en un coche mucho más chulo. 

Pero no te quedes sólo en la apariencia: en el nuevo Porsche Panamera hay tantos detalles en los que fijarse que podríamos colapsar los servidores de Internet en una mañana. 

Venga, cúrrate un resumen... 

Cinco deportivos más lentos que el Porsche Panamera 2016 en Nürburgring

Allá va: el Porsche Panamera 4S Diesel que probamos hoy es una de las berlinas más rápidas del Mundo. ¿No me crees? Atención a sus cifras: equipa un bloque V8 de cuatro litros que se encarga de dar movimiento -y movimiento del bueno- a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios PDK de ocho relaciones de nueva factura que pronto incorporarán los nuevos Cayenne y Macan. 

Ver galería

Gracias a sus 422 CV y sus 850 Nm -sí, 850- de par máximo, el Panamera más viajero es capaz de alcanzar una velocidad punta de 285 km/h y de realizar el 0 a 100 en 4,5 segundos -4,3 si empleas el control de salida. Sí, en un diésel- empleando sólo 6,8 litros de combustible cada 100 km. Eso significa que si eliges la opción del tanque de combustible grande -con 90 litros de capacidad y un coste de 131 euros- podrás tener una autonomía de casi 1.500 km. 

Pero eso no es lo mejor: los 850 Nm de par están disponibles desde las 1.000 rpm. Sí, el ralentí de tu Opel Corsa. 

Entonces... ¿es un diésel que mola?

Si prefieres la gasolina: Porsche Panamera Turbo 2016

Es difícil realizar tal aseveración. Pero el Porsche Panamera 4S Diesel realiza un buen trabajo para disimular su condición: prácticamente no tiene sonido tractoril y sólo el ralentí o su cuentarrevoluciones terminando en unas escuetas 6.000 pueden delatar al bloque de gasóleo a los menos entendidos. Pero si lo que te gusta es sentir la carretera y hacerte el dueño de la situación con el cambio secuencial encontrarás a la variante diésel del Panamera poco satisfactoria... por razones obvias. 

Ver galería

Claro, es que es una berlina grande. No debería preocuparme, ¿no?

Puede que sea una berlina grande, pero no deja de llevar el emblema de Porsche: la velocidad a la que te permite circular entre curvas roza el absurdo, y salir de ellas nunca será un problema gracias al ingente nivel de agarre que ofrece. ¿Un punto débil? Sus frenos: si lo llevas al límite un buen rato, desfallecen antes de lo deseable. Pero pesa más de 2.000 kg, así que tampoco nos podemos poner exquisitos: demasiado bien lo hace. 

¿Y qué tal se comporta en su faceta viajera?

Te dejo un detalle gracioso: Porsche fue con su nuevo Panamera a varias residencias de ancianos para probar con sujetos reales la facilidad que ofrecían sus plazas traseras para entrar y salir de ellas a personas de edad avanzada. El espacio es bueno -aunque no sea el más generoso en este particular-, pero tendrás que luchar para acomodar tus pies bajo el asiento delantero. 

Puede que no te ofrezca la mayor habitabilidad, pero sí una de las mejores cargas tecnológicas: lleva pantallas en todas partes y toda la información del coche -salvo el cuentarrevoluciones- es digital. Un detalle que es bastante chulo para los seguidores de la firma más tradicionales. Casi todos los botones del salpicadero han sido reemplazados por paneles táctiles, y hasta los pasajeros de la segunda fila de asientos pueden controlar la climatización de su zona mediante una pantalla multifunción donde también pueden ver información del navegador, por ejemplo. ¿Falta mucho? ¡Míralo tú, demontre!

Ver galería

Entonces lleva mucha tecnología, ¿verdad?

Toda. La lleva toda. Puedes pedirlo con un sistema de visión nocturna que funciona con cámaras térmicas que puede ser utilizado incluso de día, ofreciéndote su información en el propio cuadro de mandos. Es gracioso ir detrás de otro Porsche Panamera 4S Diesel y ver cómo los alrededores de los escapes brillan mucho más que el resto del coche en la pantalla... 

También tiene distintos modos de conducción, que ofrecen múltiples configuraciones agrupables en las opciones Normal, Sport y Sport Plus. ¡Ah! Puedes cambiar de una a otra a través del mando situado en el volante, como en el 918 Spyder. Mola. 

Para terminar, también tiene un sistema de mantenimiento de carril que puede funcionar hasta los 250 km/h y que, sumado a su control de crucero InnoDrive que planifica los cambios de marcha, aceleraciones y deceleraciones en función de la información de la carretera recogida por el navegador, hacen pensar que Porsche se encuentra a un pasito de lanzarse al mercado de los coches autónomos. Porsche es para la gente a la que le gusta conducir. Para todos los demás... un Chrysler PT Cruiser. 

Todo eso que me cuentas suena a coche caro

Y lo es. Si quieres llevarte a casa un Porsche Panamera 4S Diesel tendrás que soltar al menos 130.400 euros, que pueden inflarse bastante si deseas usar el configurador para añadirle unos cuantos extras -y créeme, querrás hacerlo- como la suspensión neumática -2.347 €-, los faros LED con iluminación adaptativa -1.046 €- o el paquete interior en carbono -1.791 €-. 

Supone un buen salto hacia arriba en precio si lo comparas con los 95.000 euros que costaba la versión diésel del modelo inmediatamente anterior, pero lo mejora en todo. En cualquier caso, es previsible que aparezcan una versión más asequible -¡ja!- del modelo movido por gasóleo además de otra de propulsión híbrida así que, si no tienes demasiada prisa, puedes esperar. 

¿Nos gustan los coches diésel? Pues no, pero el 4S es un buen intento de Porsche por acercar el mundo de los bajos consumos a los zumbados del alto octanaje... 

Tags

  • Porsche Panamera
  • Porsche Panamera 2016