Prueba Kia Rio 2017: del Rio, me fio

Con las novedades que incorpora, la cuarta generación del utilitario coreano va a suponer un auténtico quebradero de cabeza para los superventas de su segmento.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

En esta prueba del Kia Rio 2017 hemos querido comprobar hasta qué punto podrá hacer frente a los top ventas de su segmento, los archiconocidos Ford Fiesta 2017, Renault Clio y Volkswagen Polo. En ellos ha puesto su mirilla telescópica el Kia Rio 2017. Y visto lo visto, no es de extrañar que vaya a fulminar a más de uno...

Por fuera, el frontal cuenta con un completo rediseño en todos sus componentes, mientras que la parte trasera ahora está menos inclinada, con una luneta casi vertical y un nuevo spoiler, paragolpes renovados y unos pilotos Led tipo 3D. Casi nada. El Kia Rio 2017 de esta prueba es 15 mm más largo que su predecesor (ahora 4.065 mm) y tiene 5 mm menos de altura (hasta 1.450 mm). Esto se nota, sobre todo, en el interior. La sensación de espacio a bordo en los asientos delanteros me ha parecido superior a sus contrincantes. Respecto a su maletero, gana 37 litros de capacidad frente a la generación anterior y promete 325, una de las mejores cifras de esta categoría. En cuanto a lo mejor de su equipamiento, llevará una pantalla táctil de 5 pulgadas (o de 7 con navegación y servicios de conectividad suministrados por TomTom).

A España llegarán en abril cuatro motores: dos diésel y dos de gasolina. Los diésel montan el mismo bloque ya conocido: 1.4 CRDi que estará disponible en versiones de 77 o de 90 CV, ambos asociados a sendos cambios manuales de seis velocidades. Entre los gasolina, llegará el conocido 1.2 CVVT de cuatro cilindros y 84 CV y una novedad: un tricilíndrico 1.0 T-GDi de 100 CV, ambos unidos a cambios manuales, pero esta vez de cinco marchas.

 

Prueba del Kia Rio 2017

En las cercanías de Lisboa he probado el Kia Rio 1.0 T-GDi. Me ha sorprendido su bajo nivel sonoro en relación al diésel y su forma de entregar la potencia. Equipado con un turbocompresor, demuestra mucha energía a medida que aumentan las revoluciones. Es cierto que hasta las 2.500 es algo perezoso, pero a partir de ahí compensa con una agilidad impropia de un motor de solo tres cilindros y un litro de cubicaje como éste. Además, el gasto de combustible a ritmo legal no superará los seis litros cada 100 km, sin duda una cifra más que razonable.

Pero más si cabe me ha sorprendido su dinámica, con una dirección más directa, ágil e intuitiva. El chasis aguanta el tipo de una forma pseudo-deportiva ante los cambios de dirección más bruscos sin provocar excesivos balanceos y permitiendo mantener el control a un ritmo muy alto.

El Rio contará, por supuesto, con la garantía Kia de 7 años o 150.000 kilómetros. Los precios del Kia Rio 2017 en versión 1.2 CVVT Concept comienzan en 14.600 euros que, con los descuentos incluidos, se quedan en 10.909.

 

Lecturas recomendadas