Pasar al contenido principal

9 casos en los que se reinventó el volante

Volante Ferrari Enzo

Hay mucho hueco para la innovación

Cuando entramos en un coche, el volante es lo primero que vemos frente a nosotros y en ocasiones cuentan con un diseño o unas funciones que suponen un antes y un después. Hay muchos ejemplos, pero estos son 9 casos en los que se reinventó el volante.

Austin Allegro

Volante Austin Allegro

El legado que ha perdurado de uno de los peores coches de todos los tiempos ha sido la inclinación de los fabricantes modernos a jugar con la forma del aro del volante. ¿Quién pensó que un ovoide era una buena idea?

Ferrari LaFerrari

Volante Ferrari LaFerrari

Bueno, Ferrari lo hizo, porque fue más allá y creó el volante del LaFerrari casi geométricamente hexagonal. La inspiración vino de la Fórmula 1, por supuesto, pero sigue siendo un punto algo extraño en la básica cabina de este coche.

Aston Martin One-77

Volante Aston Martin One-77

El ex superdeportivo definitivo de Aston Martin no evitó por completo un volante curvo. En su lugar, ¿qué tal añadir algunos lados planos? Más adelante también se convirtió en una opción para el Vanquish, por lo que algunos compradores debían haber pensado que aquello era el futuro.

Tesla Model S

Volante Tesla Model S

El actualizado Model S de Tesla ha quitado la parte superior del volante y ha dejado atrás algo que parece sacado de un avión -o de la serie ‘El Coche Fantástico’-. ¿Funcionará en el mundo real donde vive la gente real? ¿O está diseñado para un mundo en el que los automóviles ya no tienen que ser conducidos por los humanos? El tiempo lo dirá. 

Citroën C4 Picasso

Volante Citroën C4 Picasso

A mediados de la década del 2000, Citroën decidió que necesitaban ir hacia los monótonos compactos y monovolúmenes. Mantener el centro del volante estático (de modo que los botones se quedaran quietos) mientras la parte exterior giraba fue una idea realmente divertida... Que falló por completo.

Oldsmobile Toronado

Volante Oldsmobile Toronado

El Toronado era una bestia divertida: 7 litros, 390 CV, motor V8 y tracción delantera. ¿El coche urbano perfecto? No. Con 5,4 metros de largo, no lo fue. Sin embargo, tuvo el primer airbag integrado en el volante. Aquí empezaron los volantes feos y anodinos.

Ferrari Enzo

Volante Ferrari Enzo

No, el 458 no fue el primer Ferrari en agrupar todos los botones y funciones en el volante. El Enzo no tenía un botón giratorio para seleccionar el modo de conducción, pero las luces del cuentarrevoluciones, los indicadores y los distintos botones se situaban en su volante futurista.

Mercedes Clase E (2016)

Volante Mercedes Clase E

Otra innovación que no estamos seguros de si cuajará, pero seguramente lo haga. El Clase E actual tiene unas almohadillas sensibles al tacto en el volante para controlar sus infinitos menús. Es una molestia usarlo y sus rivales lo copiarán en cualquier momento, nos tememos.

Citroën DS

Volante Citroën DS

La innovación brotó del impresionante DS y su volante no fue menos. Un solo radio sostenía el volante, brindando una vista casi ilimitada de los diales y supuestamente mejorando la seguridad en caso de choque, en una época anterior a los airbag. 

Texto original de Ollie Kew

Y además

Nuestros mejores vídeos